Inmobiliarias tradicionales versus inmobiliarias digitales

0
716

Competencia, esa es la clave para el gran auge que han tenido las inmobiliarias digitales en los últimos tiempos. Los clientes han cambiado sus costumbres y sus necesidades, por lo que también han cambiado la forma de buscar vivienda o de ponerla a la venta. Debido a esto, las inmobiliarias tradicionales se han visto obligadas a dar un nuevo enfoque de negocio, estamos ante la era del Marketing inmobiliario.

Lo mas significativo de estas inmobiliarias digitales es que te venden sus servicios como “inmobiliarias sin comisión”. ¿Y entonces de que viven? ¿Trabajan gratis? Evidentemente NO. Para responder esta pregunta debemos ver la LETRA PEQUEÑA. Ofrecen un precio mínimo de coste para la venta, pero por otro lado, para diferentes gestiones te cobran por partes. Por lo tanto, al final el precio entre inmobiliaria tradicional y digital es el mismo.

Vamos a analizar las diferencias entre unas y otras:
DIGITALES: Hacen tasación online, contratan fotógrafos profesionales, el propietario enseña el piso y se encarga de la negociación directamente.
TRADICIONALES: La tasación la hace un asesor experto, que tienen diferentes herramientas para esta labor. En algunos inmuebles también contratan fotógrafos profesionales (dependiendo del grado de compromiso que tenga el propietario), la visitas con los clientes las hace el mismo asesor, así como la negociación también la hace el asesor.

En definitiva, cierto es que la competencia está clara, pero hay algo que la inmobiliaria digital no tiene, y eso es EL TRATO PERSONAL Y EL CONOCIMIENTO LOCAL. Dos armas muy importantes. En los últimos años estas dos características han sido más desarrolladas por las tradicionales, y a día de hoy se puede decir que es su punto fuerte.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR  Interés extranjero por la compra de inmuebles en la Comunitat

Si el propietario es una persona muy ocupada o que no quiere hacerse cargo de las gestiones (bien por desconocimiento o por tiempo), la inmobiliaria tradicional lo hace sin cargar más comisión por ello. Debemos tener en cuenta las múltiples situaciones que nos podemos encontrar ante una compra-venta, como por ejemplo, que sea una adjudicación de herencia, vivienda protegida, matrimonio en vía de divorcio, etc…. En estos casos, hay unos trámites extras, que las inmobiliarias tradicionales, saben gestionar sin problema, pues los trámites se hacen directamente en los organismos locales, y conocen los procedimientos.

Por lo tanto, antes de tomar una decisión, estudiemos bien qué ventajas y desventajas nos dan ambas cosas. En una era donde todo es digital y frío, la mayoría de gente agradece que haya alguien detrás de algo tan delicado como “comprar o vender una vivienda”. No nos dejemos llevar solo por la publicidad, sino que leamos la letra pequeña antes de tomar una decisión y comparemos.

Hay algo que la tecnología no puede tener nunca, EL TRATO HUMANO, eso por muchos avances que tenga es algo que solo tienen las inmobiliarias tradicionales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here