Halloween animal en Bioparc Valencia

0
7381

Una decoración especial de los recintos animales con los elementos típicos de esta popular celebración ha sorprendido a algunas de las especies más emblemáticas del parque. Leones, lémures, chimpancés, hipopótamos, tortugas, mangostas rayadas, suricatas, elefantes y serpientes han disfrutado jugando e interactuando con telas de araña gigantes o ataúdes y degustando calabazas rellenas de sus manjares favoritos o sangrientas gelatinas

Como es habitual desde hace años, la llegada de Halloween se hace notar en todos los ámbitos y los animales de Bioparc no han sido menos. Para el equipo encargado de su cuidado supone una oportunidad para realizar acciones especiales dentro de los protocolos para ofrecer el máximo bienestar animal. Leones, lémures, chimpancés, hipopótamos, tortugas, mangostas rayadas, suricatas, elefantes y serpientes han disfrutado de la “terrible” experiencia al encontrar en sus recintos exteriores elementos completamente insólitos como telas de araña gigantes, calabazas rellenas de sus alimentos favoritos, apetitosas gelatinas que asemejaban cerebros, fantasmas, murciélagos, calaveras, lápidas, ataúdes, incluso “dedos y manos” semienterradas.

A primera hora de la mañana, el personal de cuidado animal de Bioparc se esmeraba para adornar los espacios de diferentes especies con objetos típicos de la temática de Halloween. Una actividad que facilita emprender iniciativas de “enriquecimiento ambiental” que benefician y se convierten en una fiesta para todos los sentidos de los habitantes del parque. De esta forma tan inusual se estimulan y motivan comportamientos propios de cada especie que se convierten en una sorpresa no solo para los animales.

Algunos de los visitantes del parque, entre los que cabe destacar numerosos turistas extranjeros, ha contemplado a lémures y suricatas explorando calabazas llenas de exquisiteces, leones olfateando la llamativa decoración con restos humanos, elefantes jugando con telarañas gigantes, serpientes reptando por ataúdes, tortugas devorando cerebros y huesos, hipopótamos degustando verduras en presentaciones sorprendentes… Toda una experiencia inolvidable para acercar de forma diferente la naturaleza más amenazada despertando el interés y empatía hacia la vida animal.

Bioparc está comprometido en proteger la biodiversidad a través de la concienciación, la preservación y la educación. Para ello, además de ofrecer la oportunidad de contemplar la belleza de la naturaleza, participa en los programas internacionales de conservación tanto en los propios parques (ex situ) como en los ecosistemas originales de las diferentes especies (in situ) a través de la Fundación Bioparc.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí