El genoma de la almendra: cómo pasó de ser tóxica y amarga a dulce y comestible

0
375

Un equipo internacional de investigadores, encabezados por Raquel Sánchez Pérez, del Grupo de Mejora Genética de Frutales del Centro de Edafología y Biología Aplicada del Segura, perteneciente al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), ha logrado identificar el genoma completo de la almendra y desvelar cómo este fruto seco dejó de ser tóxico y amargo para convertirse en comestible y dulce.

El estudio, publicado en el último número de Science, muestra el primer paso de un proceso histórico de transformación que ha convertido a la almendra en el fruto seco más consumido del mundo.

Seguir leyendo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here