Estas son las claves para encontrar a tu cliente ideal

0
93

Si necesitas elegir al cliente ideal para tu proyecto de negocio, y definir tu nicho de mercado rentable, es fundamental que tengas en cuenta las pautas que te damos a continuación para encontrarlos.

Debe ser una persona para la cual tu producto o servicio marque una diferencia

Hay que partir de pensar que no hay ningún producto o servicio que sea perfecto para todo el mundo, ni que dé los mismos resultados a cualquier persona.

De ahí que haya que centrarse en buscar un cliente al que no solo le pueda servir aquello que vendes, sino al cual esto le aporte un valor especial con respecto a la competencia.

Piensa que no solo ahí está tu cliente ideal, sino que además, siempre te va a suponer un esfuerzo mayor atender a un cliente que no sea el mejor para tu negocio.

Siempre es alguien con quien te resultará un placer trabajar

Tienes que pensar una cosa a la hora de hacer una segmentación de clientes: ¿prefieres trabajar con alguien autónomo, o con una persona que necesite de ti constantemente?

Puedes elegir trabajar con el tipo de clientes que prefieras, porque se trata de desempeñar una actividad por vocación y no simplemente por obligación.

Ten en cuenta que no todo el mundo puede trabajar bien con todo tipo de personas; razón por la cual, tienes que buscar siempre una cierta “química” con tu cliente ideal.

Es clave que entienda el valor del producto o servicio que ofreces

Aquellos clientes que de verdad encuentren un valor a aquello que vendes, buscarán siempre la forma de comprártelo.

Gente a la que no le importe el dinero a gastar no abunda; pero sí es cierto que siempre que se trate de un producto o servicio que de veras se necesite y se encuentre interesante, se buscará la forma de adquirirlo.

Lo normal es que las personas no nos pongamos a negociar con el vendedor cuando estamos ante productos que de veras nos hacen falta, y que sabemos que tienen un valor especial.

Tiene que ser alguien dispuesto a probar

Tú tienes un producto o método que has probado ya y que sabes que funciona, tanto contigo como con otras personas.

Pues bien, tu cliente ideal también tiene que verlo así, y dejar atrás prejuicios o creencias antiguas que le puedan hacer pensar lo contrario.

Si no está dispuesto a probar el problema nunca va a ser ni tu producto o servicio, ni el mercado. Y el precio tendría que estar muy descompensado para serlo.

Normalmente, el quid de la cuestión está dentro del propio cliente y sus ideas, de modo que hay que buscar a una persona que sí esté dispuesta a hacerlo.

Y finalmente, comprenderá el tiempo que se necesita para conseguir resultados

El cliente ideal para tu producto o servicio es aquel que no solo hace todo lo anterior, sino que sabe que tiene que tener paciencia para comprobar los resultados y está dispuesto a hacerlo porque de veras cree en tu producto.

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here