¿Es real la amenaza de una nueva crisis inmobiliaria?

0
1503

Los estragos de la crisis mobiliaria que afectó a España entre 2007 y 2013 siguen asustando a los españoles. Muchos rezan para que no vuelva a suceder y el mercado va mostrando recuperación. No obstante, algunos expertos creen que la próxima crisis estará ligada al mercado inmobiliario.

Si estás pensando en vender piso, o tal vez quieres comprar una nueva vivienda, es importante conocer a fondo el contexto actual.

 

Consolidación inmobiliaria

El pasado año 2018 figuró como el mejor periodo desde que estalló la crisis en España, por lo que hubo una consolidación en el sector inmobiliario. Diversos agentes inmobiliarios, expertos en el tema, pronostican que la tendencia positiva continúe durante el 2019 para conseguir la tan anhelada madurez del sector.

Si bien el comportamiento ha sido moderado en los primeros meses, existen diversos factores que incrementan las esperanzas. Por ejemplo, se debe mencionar que la economía pasa por un buen momento y esto ayuda a que los números sean favorables.

Se espera que al finalizar el 2019 la demanda inmobiliaria haya crecido en aproximadamente 10 % con respecto al 2018, lo cual se traduce en un incremento en diversos elementos que integran el sector.

La madurez inmobiliaria que podría alcanzarse este año será crucial para que la economía de España muestres puntos favorables. A pesar de que no se esperan elevados incrementos en las actividades, las cifras mejorarán ligeramente con respecto a la compra-venta de viviendas.

 

Un cambio a tener en cuenta

¿Cómo se aprecia este cambio positivo? En primer lugar está el cliente, quien tiene un papel protagonista y ha comenzado a recibir mayor atención, así como inmuebles totalmente adaptados a sus necesidades, más modernos e inteligentes.

Con respecto a los precios, el comportamiento ha sido saludable en los últimos meses. Podría haber un alza, pero leve. Indican los expertos que el comportamiento continúa desigual dependiendo del territorio, pues algunas zonas aún presentan números rojos.

Los precios de casas nuevas, junto con los de inmuebles de segunda mano, así como la financiación controlada y la estabilización se mezclan dando como resultado los riesgos de una nueva burbuja inmobiliaria.

En resumen, tal y como marcha el mercado en los últimos meses parece poco probable una crisis inmobiliaria en el mercado español. El sector mantiene el crecimiento a ritmo óptimo y los precios irán hacia la estabilización.

 

¿Una crisis europea?

Ya vimos que el sector inmobiliario español muestra signos de buena salud. No obstantes, debe verse el contexto a escala continental: ¿qué está pasando en Europa? El Banco Central Europeo cree que el mercado inmobiliario será el detonante de la próxima crisis, ya que anteriormente las crisis se han relacionado con el sector.

A pesar de esa sospecha tan desalentadora, los bancos y otras entidades están blindados y cuentan con mejores herramientas para afrontar y mitigar las consecuencias catastróficas de un declive económico en el mercado inmobiliario.

Los mecanismos de gestión de crisis están más sofisticados que hace una década. De acuerdo con el BCE, habrá una nueva crisis inmobiliaria en Europa; sin embargo, no hay certeza de la fecha y los detonantes.

Ante esto, los bancos deben mantenerse saludables porque son los únicos garantes de que las consecuencias no sean tan impactantes. Al haber suficiente capital en las entidades financieras, no habrá que tener mucha preocupación.

Los economistas aseguran que los ciclos históricos se repiten, por lo que no es de extrañarse que la crisis ocurrida hace una década se repita. Tanto España como Europa, y el resto del mundo, se enfrentan al reto de evitar que estalle una nueva burbuja inmobiliaria, o que al menos no sea tan devastadora.

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here