El vino es bienestar, ya sea en copas o hasta en un vaporizador

0
605

Para algunos es una bebida social, pero otros toman una copa por la noche por recomendación del médico; incluso hay un grupo que lo vierte en un vaporizador para disfrutar de una experiencia diferente.

Los amantes de la cultura vitivinícola seguro los conocen, pero la verdad es que poco se habla de los beneficios del vino la salud. Por eso juntamos aquí los que seguro debes conocer.

 

Retarda el envejecimiento

El vino posee resveratrol y, según confirmó la Escuela Médica de Harvard, su consumo moderado es una de las causas de longevidad en regiones caracterizadas por ingerir vino tinto en gran cantidad, como es el caso de Cerdeña o Francia.

Este compuesto se encuentra en la piel de las uvas y se conserva una vez hecha la bebida.

 

Aumenta los niveles Omega 3

En Europa, donde en varios países el consumo de vino es considerable, se han realizado varios estudios que han arrojado como resultado que los bebedores moderados de vino tienen niveles más alto de Omega 3 con respecto a la media. Por ello, gozan de beneficios como:

  • Regulación de la coagulación sanguínea.
  • Disminución del estrés.
  • Ayuda a combatir alergias.
  • Ayuda a tratar la depresión.
  • Mejora la capacidad de aprendizaje.

Es importante resaltar que el cuerpo requiere de ácidos grasos omega 3, pero no los produce; por lo que el ser humano debe buscaron por otras vías.

 

Ayuda a bajar de peso

Quienes buscan cómo bajar de peso, pueden encontrar en el vino una gran herramienta.

Esto se debe a que el vino impide la formación de nuevas células de grasa y, a su vez, también colabora estimulando las existentes al punto de depurarlas.

Sin embargo, para que el vino sea de ayuda y no se convierta en un problema con la figura, no se debe recomienda más de una copa al día.

 

Aumenta las endorfinas

Beber una copa de vino puede hacerte feliz, tanto anímicamente como de forma fisiológica.

Este beneficio está directamente ligado al sabor del vino, por lo que puede variar entre consumidores, pero está comprobado que al degustar el sabor de la bebida se liberan endorfinas en el organismo, por lo que se disfruta más el momento.

 

Trata las infecciones de encías

Gracias a los compuestos de las uvas que, al ser fermentados en vino, evitan la aparición de estreptocos y bacterias, es posible tener una mejor higiene bucal y combatir la gingivitis.

De hecho, este “remedio” es ampliamente recomendado para quienes tienen encías sangrantes.

Por otro lado, el vino también puede:

  • Potenciar el funcionamiento del cerebro.
  • Combatir el cansancio.
  • Proteger de quemaduras solares.
  • Reducir el riesgo de depresión.
  • Reducir el riesgo de infecciones urinarias.

Consúmelo en copas, platillos o incluso en vaporizador

Para disfrutar de estos beneficios (y de muchos otros) puedes simplemente tomar una copa al día, agregar el vino como un ingrediente culinario o usar un vaporizador.

Y por si no sabes qué es un vaporizador, entérate que se trata de un dispositivo portátil que calienta las hierbas y otras sustancias hasta liberar sus compuestos activos en un vapor denso apto para inhalar.

Entre esas otras sustancias destacan esencias con sabor a vino e incluso el vino mismo, ya que muchas personas los prefieren así para liberar un vapor con un sabor puro.

Aún se desconocen muchos beneficios científicos de esta práctica, pero es seguro decir que el efecto de tratamiento en las encías se conserva.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here