El teatro de compromiso toma la escena en Sala Russafa

0
403

“Vivimos en una sociedad libre, aparentemente. Pero es una sociedad de trincheras, donde te posicionas a golpe de ‘like’, donde la inmediatez impide que reflexionemos”, explica Chema Cardeña, autor y director de La invasión de los bárbaros’, el nuevo espectáculo de Arden Producciones que, dentro del ‘IX Cicle de Companyies Valencianes’ de Sala Russafa, cumple su tercera semana en cartel.

Una imagen de la obra.

Una vorágine que intenta romper con esta pieza donde confluyen temas como el valor social del arte, el feminismo, la conciencia y la memoria histórica. Comparten escenario dos tramas diferentes, a las que separan 70 años. Por una parte, se muestra lo que ocurre en los sótanos de las Torres de Serrano, durante el interrogatorio de un teniente franquista a una conservadora de arte del Museo del Prado en 1939. Por otra,  el encuentro en 2009 de una activista de la memoria histórica con un alcalde conservador de un municipio de provincias.

Entre ambas, construyen un relato entorno a las heridas de la guerra civil española, las inmediatas y las que todavía colean. “Esta obra no va de bandos, intenta mostrar los motivos de todos los personajes, que representan facciones ideológicas muy distintas. Tratamos que la gente empatice con todos porque solo desde el entendimiento se puede llegar al respeto y al perdón”, comenta el dramaturgo.

Juan Carlos Garés, Iria Márquez, Rosa López y el propio Cardeña dan vida a este conmovedor trabajo al que acompañan excelentes críticas desde su estreno en Barcelona.

El teatro como un espacio para la reflexión en los ‘viernes fórum’ de Sala Russafa

Precisamente para enriquecer el espíritu constructivo de las funciones de ‘La invasión de los bárbaros’ que del 6 de febrero al 1 de marzo se realizan en Sala Russafa, el centro cultural ha programado una serie de Viernes Fórum, encuentros con el equipo artístico y diferentes representantes del ámbito político, asociacionista y académico, además de testimonios vivos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR  Bétera celebra el Festival Internacional de Bandas de Música

El invitado especial que abrió estos coloquios el 7 de febrero fue Matías Alonso, presidente del Grupo Recuperación Memoria Histórica de la Comunitat Valenciana, quien recordó los primeros intentos para recuperar los restos de familiares desaparecidos, las dificultades que encontraron y las estrategias que utilizaron para salvar los bloqueos, localizando hasta 300 fosas comunes en territorio valenciano. La sesión contó también con la participación de Maite Ibáñez, Concejala de Acció Cultural e historiadora del arte, que retrató la defensa del patrimonio artístico puesta en marcha en España cuando estalló la guerra civil.

El Diputado Delegado de Memoria Histórica de la Diputació de València, Ramiro Rivera, en el ‘Viernes Fórum’ del 14 de febrero dio a conocer el papel de las instituciones en el cumplimiento efectivo de la ley de la memoria histórica, los proyectos y ayudas a los que acogerse, así como qué supone realmente para un pequeño municipio el hallazgo y levantamiento de una fosa común.

Esta semana, el invitado a estos coloquios abiertos al público es el investigador y profesor en la Universitat de València de Historia Contemporánea de España, Toni Morant.

Como experto, ha colaborado en actividades como la renovación de la nomenclatura de las calles de la ciudad valenciana para eliminar referencias a la dictadura o la puesta en valor de València como capital de la República a través de exposiciones y publicaciones. Especializado en la comparación entre nacismo y falange, podrá compartir su análisis sobre el desarrollo de la memoria histórica en Alemania y España.

El 28 de febrero, la última sesión de estos encuentros con el equipo artístico y el público, contará con invitados muy especiales. Se trata de testimonios vivos, personas que buscan o han localizado a familiares perdidos. Serán historias humanas que ejemplifiquen la Historia, como la de Maruja Badía, hija del enterrador de Paterna que ayudó a identificar a muchos de los cuerpos que se sepultaban en las fosas comunes. O la de María Navarro, presidenta de la asociación de familiares de la Fosa Común 126 de aquel mismo cementerio. Una ocasión para conocer los retos pendientes y los posibles caminos para conseguir la restitución de la memoria de muchos de quienes cayeron durante el conflicto o bajo la represión franquista.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR  Un estudi recorre l'evolució dels palaus de Xàtiva des del segle XIII

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here