El PP de Burjassot pide atajar «urgentemente» la contaminación acústica que sufren los vecinos por el ruido de la CV-35

0
1257
Vecinos de los barrios San Juan y Lucense.

En el plan acústico municipal realizado en 2013, se recoge que la CV-35 tiene un tráfico superior a los 100.000 vehículos diarios y niveles de ruido superiores a los 75 decibelios perjudiciales para la salud.

Una de las reivindicaciones históricas del pueblo de Burjassot es la necesidad «urgente» de atajar la contaminación acústica que sufren los vecinos de los barrios San Juan y Lucense por el ruido que produce la CV-35.

En el plan acústico municipal realizado en 2013, se recoge que la CV-35 tiene un tráfico superior a los 100.000 vehículos diarios y niveles de ruido superiores a los 75 decibelios perjudiciales para la salud como indican los expertos en esta materia, para solventar esto el estudio señala como solución más factible las pantallas acústicas.

En esa línea se ha movido la actuación del Partido Popular estos años, su actual portavoz Marcos Campos ha manifestado que “en junio del año pasado presentamos una moción reclamando a la Conselleria de Obras Públicas las pantallas acústicas pero fue rechazada por la mayoría absoluta del PSOE de Burjassot”.

Ante esta situación de abandono, Campos recurrió al diputado del Partido Popular en Les Corts, Miguel Barrachina, para trasladar la demanda directamente al Consell formado por PSOE, Compromís y Podemos, después de mantener una reunión con vecinos de los barrios afectados. “El conseller respondió en octubre que “estaban considerando alternativas” a las pantallas acústicas, pero pasan los meses y los vecinos siguen sufriendo el ruido sin que se vea ningún avance”, ha alegado el portavoz popular.

El presidente regional del PP, Carlos Mazón, el presidente provincial, Vicente Mompó y los diputados Modesto Martínez y Miguel Barrachina, se han desplazado a Burjassot en varias ocasiones durante los últimos meses para hablar a pie de calle con los vecinos y sumarse a la reivindicación de una solución de manera rápida y eficaz que se está demorando en exceso.

Por último, Campos critica “la pasividad y el silencio del alcalde socialista que contrasta con su activismo en la época de gobierno regional del Partido Popular en la que no dudaba en coger una pancarta megáfono en mano para protestar contra la Generalitat, ahora las pancartas están acumulando polvo en algún cajón y el megáfono sin pilas”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí