Home Canales Cultura El mejor anime vuelve a estar presente en Cinema Jove

El mejor anime vuelve a estar presente en Cinema Jove

0
2090

Cinema Jove ofrecerá en su 36.ª edición, programada del 18 al 26 de junio, una segunda entrega del ciclo dedicado en 2019 a la animación japonesa. El Festival Internacional de Cine de València, organizado por el Institut Valencià de Cultura, ha seleccionado 19 títulos que ofrecen una mirada múltiple sobre el anime tanto en géneros como en narrativas.

Tras una primera entrega en la sala 7 del edificio Rialto, en la que se desbordaron todas las expectativas, el ciclo se alojará esta vez en la Filmoteca para disponer de un mayor aforo para los aficionados al anime y los curiosos pero no iniciados.

‘Cleopatra’ de Eiichi Yamamoto sobre una idea de Osamu Tezuka.

La premisa de esta sección paralela del festival es la variedad, con la presencia de autores más conocidos como Makoto Shinkai, cuya película ‘El tiempo contigo’ fue elegida por Japón para representar al país en los Oscar. De Isao Takahata se presentará ‘Goshu, el violonchelista’ (1982), una película temprana, anterior a la fundación del estudio Ghibli junto a Hayao Miyazaki, de quien además se han programado dos películas de culto, la medieval y mitológica ‘La princesa Mononoke’ (1997) y la biografía histórica del creador del avión de combate Mitsubishi A6M Zero, ‘El viento se levanta’ (2013), junto con otros nombres que no suenan tanto porque su obra no ha llegado al gran público en salas comerciales o por tratarse de clásicos.

A ese respecto destacan el corto restaurado ‘The Spider and the Tulip’ (Kenzo Masaoka, 1943), realizado en plena II Guerra Mundial, y la pieza erótica ‘Las mil y una noches’ (Eiichi Yamamoto, 1969), una pieza artística de los sesenta que conforma junto a ‘Cleopatra’ (1970) y ‘Belladonna of Sadness’ (1973), exhibida en la anterior entrega de Cinema Jove, la trilogía ‘Animerama’, ideada por el icónico Osamu Tezuka.

«Nuestra pretensión es realizar una gran fotografía del anime desde sus inicios hasta sus producciones más recientes, que acoge varias décadas, y, sobre todo, demostrar que el anime no se circunscribe a un estilo de animación homogéneo, sino que abarca otros tipos de dibujo, de ritmos y de personalidades muy diferenciadas», destaca el director de Cinema Jove, Carlos Madrid.

En esa distinción de posibilidades estéticas y argumentales destacan el largo ‘Memories’ (1995), constituido por tres relatos de ciencia ficción dirigidos por otros tantos directores, Katsuhiro Otomo, Koji Morimoto y Tensai Okamura, y ‘Night on the Galactic Railroad’ (Gisaburo Sugii, 1985), una propuesta de contenido metafísico, «con un tipo de dibujo que no asociamos habitualmente al anime, como tampoco su narrativa», destaca Madrid.

La adolescencia estará muy presente en el ciclo, con títulos como ‘El caso de Hana y Alice’ (2015), precuela de una película de acción real realizada en animación rotoscópica con fondos de acuarela; ‘Puedo escuchar el mar’ (Tomomi Mochizuki, 1993), un triángulo amoroso desarrollado por la nueva cantera del estudio Ghibli; ‘Classmates’ (Shoko Nakamura, 2016), adscrita al género ‘yaoi’, que trata el romance homosexual; ‘La chica que saltaba a través del tiempo’, en la que el universo adolescente se entrecruza con la ciencia ficción; y ‘Liz y el pájaro azul’ (Naoko Yamada, 2016), un relato ambientado en la banda de viento de un instituto femenino que es un ‘spin-off’ de la serie televisiva ‘Hibike! Euphonium’.

Otra temática destacada es la del acompañamiento adulto a los niños en su paso a la edad adulta, como ‘El niño y la bestia’ (Mamoru Hosoda, 2015), una aventura en un universo de animales antropomórficos que fue la primera película de animación en optar a la Concha de Oro en San Sebastián; ‘Maquia, una historia de amor inmortal’ (Mari Okada, 2015), una trama antibélica protagonizada por una joven que no envejece y el niño que adopta; y ‘La espada del extranjero’ (Masahiro And?, 2007), que relata la historia de un niño que, en su huida de una tribu de guerreros, se encuentra con un ‘ronin’, un samurái sin dueño, que acepta protegerlo.

La selección engloba, además, otros relatos de contenido social como la asunción del duelo en ‘El amor está en el agua’ (Masaaki Yuasa, 2019), mejor película de animación en Sitges, y ‘En este rincón del mundo’ (Sunao Katabuchi, 2016), sobre la vida en Hiroshima durante la II Guerra Mundial.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here