El gobierno socialista de Burjassot de Rafa García aprueba por primera vez los presupuestos de 2021 con el apoyo de C´s, PP y Totes-Podem

0
1259
Ayuntamiento de Burjassot

 Compromis y Vox han votado en contra de unos presupuestos que ascienden a 25.725.874,47 euros, con un importe casi similar al del año 2020.

El Ayuntamiento de Burjassot ha aprobado este viernes los presupuestos para el año 2021, que ascienden a 25.725.874,47 euros, un importe casi similar al del año 2020. Este presupuesto ha contado con el apoyo de los concejales de Ciudadanos, el Partido Popular y Totes Podem, mientras que Compromis y Vox ha votado en contra.

Por primera vez en la historia de este municipio, las coaliciones han llegado al acuerdo de sacar adelante unas cuentas “cruciales y “claves para el futuro de la ciudad”, tal y como han calificado los tres partidos políticos. Además, todos ellos coinciden en el hecho de que estos nuevos presupuestos “servirán para reactivar la economía del municipio después de la crisis del COVID-19”.

Asimismo, el Alcalde de Burjassot, Rafa García ha destacado que nos encontramos en un momento en el que es necesario “trabajar en el consenso, es quizá el año más importante de las últimas décadas en nuestro país presupuestariamente hablando, y para nosotros, contar con el respaldo de Ciudadanos, del PP y de Totes en este ejercicio es muy positivo, el consenso es lo más importante para poder dar seguridad a nuestras y nuestros ciudadanos a la hora de ejecutar nuestros proyectos. Quiero agradecer profundamente a todos los concejales que han votado si a este presupuesto”.

Por otro lado, con la coalición de Ciudadanos, el acuerdo se basó principalmente en materia de comercio. Por lo que su portavoz, Toni Subiela ha querido destacar que “para nosotros es importante apostar por el conjunto de los Presupuestos pero consideramos que es muy importante también el sector comercial y el de los autónomos y pymes. Gracias también a nuestro trabajo vamos a poder asegurarnos que existirá una congelación de los impuestos, que se podrá llevar a cabo la exención de la tasa de mesas y sillas para la hostelería, y se podrá ampliar y reforzar las ayudas económicas en 300.000 euros los comercios, autónomos y pymes”.

En cuanto al Partido Popular y Totes Podem, ambas formaciones han presentado unas propuestas para ampliar partidas, todas ellas de carácter social. Unas aportaciones que el Partido Socialista ha querido tener en cuenta y se ha comprometido a cumplir en cuanto se dispongan de los remanentes de marzo de 2020. El Partido popular solicitó ayudas para la reactivación económica, para la tercera edad, para el empleo juvenil, y para la educación, mientras que Totes Podem pidió acciones en Medio Ambiente, discapacidad, alimentación infantil y productos farmacéuticos, Espai Dona, centros educativos, comercio, parques y jardines y cultura.

Según ha explicado el consistorio, se trata de unos presupuestos basados “en la búsqueda de la eficiencia y la eficacia en la gestión municipal”. Asimismo, su objetivo es que “este Ayuntamiento sea una administración bien gestionada y solvente, que reduce su endeudamiento, pero que además suponga un compromiso claro con aquellos ciudadanos más desfavorecidos, que están sufriendo los efectos de la situación de crisis sanitaria y económica que venimos sufriendo en el último año”. Además, explican que el presupuesto 2021, destaca principalmente por su marcado carácter social, cuyos gastos siguen suponiendo casi el 12,44% del presupuesto total de la Corporación.

El presupuesto de 2021 se reduce con respecto a 2020 en 300.000 euros, principalmente se debe a a la voluntad del Ayuntamiento, derivada de la situación sanitaria y económica derivada del COVID-19, de llevar a cabo ciertas medidas de exención. Ello ha provocado la caída de los ingresos relativos a las tasas de ocupación de mesas y sillas al haber realizado la citada exención, y en instalaciones deportivas y culturales. No obstante, se ha apostado por mantener e intenta mejorar los servicios públicos básicos, sin incrementos en impuestos ni tasas. Todo ello se ha complementado con una mejora en los niveles de ingresos provenientes de administraciones como el Estado o la Generalitat.

En última instancia, con todo ello se ha conseguido, según explican desde el Ayuntamiento, “construir un presupuesto equilibrado, que mejore incluso las prestaciones sociales, y que siga en la senda de la reducción del endeudamiento”. Así, se ha reducido la deuda en casi 18 millones de euros desde el año 2014, pasando de 23 millones a apenas 5 en estos seis años. Además, la carga financiera que le correspondía a cada ciudadano ha pasado de los 605 euros a 133 euros y en total no llega al 25%.

Principalmente son unos presupuestos de continuidad con respecto a 2020 pero en los que se ha tenido “muy en cuenta la parte social, que llega a superar los 3.200.000 euros, siendo conscientes de la importancia del soporte que desde el Ayuntamiento se ha dado y se seguirá dando a las y los ciudadanos que atraviesas por momentos complicados debido a la pandemia”, concluye el consistorio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here