El Gobierno de Riba-roja recrimina a Podemos y PP el rechazar una propuesta para competir con los grandes polígonos logísticos

0
690
Polígono de Riba-roja
Polígono de Riba-roja

El pleno del Ayuntamiento de Riba-roja de Túria rechazó ayer lunes una propuesta del equipo de gobierno para aumentar la capacidad de almacenamiento en las empresas de los polígonos industriales de 11 a 14 metros de altura que en algunas áreas llegarán a los 25 metros en la cornisa de las fachadas de sus naves.

De esta forma, se pretendía permitir a los polígonos de Riba-roja la posibilidad de competir, en igualdad de condiciones, con otras áreas punteras de España como Madrid, Zaragoza o Barcelona.

La medida del gobierno local de Riba-roja -formado por el PSPV, Compromís y Esquerra Unida- recibió el respaldo de Ciudadanos, la abstención de Riba-roja Puede y el voto contrario del Partido Popular. Este rechazo de ayer obligará al ejecutivo local a volver a llevar este punto del orden del día a la sesión plenaria que tendrá lugar a principios del próximo mes de marzo.

El Gobierno de Riba-roja ha asegurado en un comunicado que esta propuesta de incremento de la capacidad de almacenamiento en las naves industriales “es la respuesta directa del gobierno local de Riba-roja ante las peticiones de las entidades y organizaciones empresariales de la localidad expresadas en el I Foro Logístico celebrado en este municipio del Camp de Túria y que congregó a decenas de empresarios de toda España”.

Las restricciones de almacenamiento en altura de mercancía o productos que se depositan en las naves de las empresas logísticas, una de cuyas sedes principales está radicada en Riba-roja de Túria, es una de las restricciones y deficiencias que, a juicio de las organizaciones empresariales, impiden competir en igualdad de condiciones a todas las empresas respecto de otras ciudades españolas, según los responsables municipales.

 

Competitividad

Áreas industriales radicadas en ámbitos de Zaragoza, Madrid o Barcelona acaparan, actualmente, el mercado destinado a las empresas logísticas ante las que Riba-roja no puede competir directamente ya que las naves ubicadas en su término municipal no pueden almacenar el mismo porcentaje de productos y mercancías y, por tanto, muchas empresas desisten de su intención de trasladarse a Riba-roja.

La ampliación de la altura en cornisa prevista en el pleno de ayer lunes habría permitido beneficiar a los polígonos industriales de El Oliveral, los sectores 12 y 13, el By-pass, Casanova, Masía de San Antonio de Poyo, Masía de Baló y Bassa que, de esta forma, podrían almacenar hasta 14 metros de mercancías en altura frente a los 11 que se pueden almacenar en la actualidad. Por su parte, el polígono Entrevies carecería de límites de altura mientras que el sector 14 podría hacerlo hasta 25 metros.

La propuesta de resolución municipal preveía que las plantas de los edificios industriales oscilaría entre los 3 y los 4. Por su parte, los parámetros de edificabilidad, ocupación y retranqueo frontal se mantendrían en los mismos niveles que hasta ahora. Las parcelas mínimas de los polígonos industriales tendrían entre los 1.000 y los 2.000 metros cuadrados de extensión.

El alcalde de Riba-roja de Túria, Robert Raga, ha lamentado que el Partido Popular de la localidad “haya antepuesto, una vez más, sus intereses políticos y electorales frente al interés general de nuestras empresas ubicadas en los polígonos industriales que, al fin y al cabo, son los que pueden generar puestos de trabajo en la localidad y competir así con el resto de ciudades españolas”.  Raga ha añadido que el PP de Riba-roja “debería iniciar un serio periodo de reflexión sobre su estrategia política ya que su actuación está alejada de los intereses generales de las organizaciones empresariales que, encarecidamente, nos habían solicitado una igualdad de oportunidades respecto de otras metrópolis y, por tanto, podríamos haber impedido la marcha de esas mismas empresas”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here