El gobierno de Albal (PSOE, Compromís y Podemos) aprueba su presupuesto de 2022 por más de 11 millones de euros

0
998
Ayuntamiento de Albal

PP, Ciudadanos y Avant Albal, grupos que forman la oposición, han decidido votar en contra.

El gobierno de Albal (formado por PSOE, Compromís y Podemos) ha aprobado esta semana su presupuesto municipal de 2022. Este ha aumentado mínimamente respecto al pasado año, ascendiendo a un total de 11.474.619,03 euros, manteniendo la misma cantidad a la gestión de la residencia municipal Antonio Julio Muñoz Genovés con 1.051.200,00 euros presupuesto que también fue debatid y cuya partida se destina a sufragar los gastos de personal y mantenimiento de este espacio.

En consonancia con ejercicios anteriores y atendiendo la situación sobrevenida por el Coronavirus, las cuentas municipales aprobadas en el último pleno extraordinario del Ayuntamiento de Albal, “siguen teniendo acento responsable”, subrayó la portavoz del Gobierno Local, Maria José Hernández Vila. Las cuentas salieron adelante con los votos favorables del gobierno progresista que preside Ramón Marí que integra a PSPV, Compromís y Unidas Podemos.

Desde 2012, Albal cumple con los objetivos marcados por la ley orgánica de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera y esto ha permitido tener una situación saludable. La localidad de l’Horta Sud sigue sin subir los impuestos, respecto a los tributos municipales: el IAE y el impuesto de circulación de vehículos y vados, mantienen sus precios y prevé la bajada del IBI antes de que concluya la legislatura, como recordó ayer en la sesión el primer edil. Los vecinos no pagarán por la tasa de basura, eliminada en beneficio de las economías domésticas hace cinco años.

El pasado ejercicio, el consistorio incorporó una bonificación del 100% de la cuota del Impuesto Sobre Vehículos de Tracción Mecánica para los automóviles que tengan una antigüedad mínima de 25 años, que se mantiene. Además, por segundo año consecutivo, se aplicará la exención de la tasa de terrazas a bares y restaurantes, un sector acuciado por la crisis y se reduce la reducción del ICIO para propietarios que apuesten por las energías renovables, promoviendo la reducción del gasto y la conciencia ecológica.

 La construcción de la estación se lleva una parte sustancial del Presupuesto, dotada este ejercicio con 499.430,00 euros, “un proyecto histórico y trascendental para el crecimiento demográfico, económico y social del municipio”, según defendió el alcalde Ramón Marí y cuyas obras culminarán este año.

Las inversiones se reducen respecto al pasado, ascendiendo a 237.661,61 euros y donde resalta la creación de una estatua dedicada a Jaume I, trabajo que ha sido encargado a un artista local y dotado con 15.000 euros que será ubicada en el entorno de la torre árabe.

Comprometidos con la sostenibilidad, la población prevé la creación de puntos de recarga para vehículos eléctricos con una aportación de 12.000 euros, así como seguir implementando las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) con una dotación de 25.000 euros. La transición energética se lleva una asignación de 18.000 euros para la creación de una Oficina Informativa Municipal que orientará a la ciudadanía sobre su consumo eléctrico, estudiando sus facturas y asesorando en la contratación de las suministradoras, exponiendo el catálogo de las energías renovables, en definitiva, un nuevo servicio para dar soluciones eficientes.

Un paso más en la visión ecológica del gobierno progresista que ya ha implantado placas solares en los edificios municipales, que ha cambiado las luminarias por bombillas de tecnología LED, iniciativas con las que ha conseguido reducir hasta 100.000 euros en la factura de la luz.

El compromiso social se acentúa teniendo en cuenta que la crisis sanitaria sigue presente, esta área se lleva 992.197,03 euros.

Además, el Programa Albal Incluye mantiene su dotación en 210.000 euros, debido a las situaciones de vulnerabilidad que se desprendieron de la pandemia, la herramienta fundamental para la contratación de personas desempleadas y otras prestaciones como alimentación y ayudas de alquiler para familias en riesgo de exclusión.

150.000 euros a becas y subvenciones

Albal sigue siendo pionera en la lucha por la Igualdad y contra la violencia de género, conscientes de que en el combate contra las desigualdades, la educación es vital, “así como para posibilitar que los niños y niñas crezcan con valores democráticos de respeto, tolerancia, diversidad y contribuir a su formación, dedicaremos más de 150.000 euros a becas, subvenciones y otra cantidad importante al mantenimiento de centros escolares y la modernización de espacios culturales, de ocio y estudio”, defendió el primer edil.

La pandemia ha afectado a la salud mental, por este motivo el Presupuesto sustenta desde hace años programas de convivencia, de educación, reinserción y actividades para personas con diversidad funcional. Buena muestra de esto último ha sido la creación del Centro de Día doctora Anna Lluch que se puso en marcha el pasado año y que acoge a 33 usuarios, gestionado por AVAPACE. Recientemente, el municipio ha cedido un local en la Tabacalera para el desarrollo de la actividad de la Asociación de Familiares y Personas con Enfermedad Mental, AFPEM.

Albal apoya a sus mayores a través de la promoción de actividades deportivas y cognitivas, así como con el acompañamiento del servicio de teleasistencia. Sumadas estas y otras acciones son más de 200.000 euros los que destina a la protección de la salud mental. La acción social queda reflejada en ejemplos como la acogida de Cruz Roja Horta Sud en el municipio, para que extienda su esencia humanitaria entre la ciudadanía.

El consistorio mantiene el convenio con la Asociación de comerciantes ACIXEA y retomamos la celebración del Foro de empleo, poniendo nuestro granito de arena en el fomento del trabajo, desde la administración local. La solidaridad, el carácter festivo, cultural y tradicional necesitan también del apoyo del consistorio, es por ello, que la localidad mantiene las subvenciones y ayudas a todo tipo de colectivos convivientes para el desarrollo de sus actividades. Destacan las aportaciones al mundo fallero y a la Societat Joventut Musical de Albal.

Este próximo ejercicio, con las ayudas del Gobierno Central, de Europa, de la Generalitat Valenciana o de la Diputació de València, Albal podrá continuar haciendo frente a obras como la estación de tren, con aportación del Estado y, por otro lado, la construcción del segundo instituto que hará posible la Generalitat.

“El proyecto de Presupuesto General para 2022 refuerza una propuesta de desarrollo continuado, responsable y equitativo para que Albal proyecte su futuro económico, desde la estabilidad”, ha concluido la portavoz del gobierno.

Por su parte, los socios del Ejecutivo David Ramón (Compromís) y José Arias (Unidas Podemos) apoyaron las cuentas, “que siguen la hoja de ruta marcada al principio de la legislatura” y coincidieron en la falta de ingenio por parte de la oposición para justificar su voto en contra a un Presupuesto “comprometido con la ciudadanía”.

La oposición vota en contra

Los grupos que conforman la oposición (el Partido Popular, Ciudadanos y Avant Albal) votaron en contra de que salieran adelante estos presupuestos. Por un lado, José Miguel Ferris, portavoz del PP ha explicado que la decisión de su partido viene porque en lugar de bajar impuestos,” no se centran en lo importante por la desidia que les hace caer en los mismos errores”. La coalición considera “un gasto innecesario decorar la torre árabe con una estatua dedicada a Jaume I y confiamos en que cumpla con la bajada del IBI antes de que acabe la legislatura”.

Por otro lado, el portavoz de Ciudadanos, Rafael Rodríguez, ha alegado que en tiempos complicados como el que estamos viviendo “es cierto que se ha hecho una labor importante en la inclusión pero falta un abaja del IBI como prometió hace 3 años el gobierno”.

Finalmente, la portavoz de Avant Albal, Maria José Hernández Ferrer, ha alegado a este respecto que “no vamos a donar apoyo a las cuentas porque hablan de promesas electorales y no de voluntades reales”. Asimismo, Hernández afirma que “este es el último presupuesto que ustedes podrán ejecutar al completo, porque el descontento con la ciudadanía no es de extrañar”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here