El cigarrillo electrónico y los líquidos de vapear

0
292

En los últimos años los famosos vapeadores o cigarros electrónicos se están haciendo un gran hueco en la sociedad actual.

No es para menos, ya que suponen la mejor alternativa al tabaco tradicional, de tal manera que son muchas las personas que consiguen cada día dejar el tabaco de forma completa gracias a esta práctica herramienta. Lo mejor es el ahorro de dinero a largo plazo, así como la cantidad variada de sabores que tenemos a nuestra disposición.

 

El cigarro electrónico es la alternativa más saludable

El vapeador está suponiendo un antes y después a nivel mundial, tanto es así que la sanidad del Reino Unido apuesta por el ECIG, como se puede leer en este sitio web de tal manera que se ha convertido en la mejor opción en cuanto a salud se refiere. Se ha demostrado que el cigarro electrónico es menos nocivo que el tradicional, además de que supone una buena herramienta para dejar de fumar de forma general.

Esto es posible gracias a los líquidos que podemos comprar para fumar. No es sólo que tengamos a nuestra disposición un sinfín de sabores únicos y diferentes, sino que estos los podemos comprar también con mayor o menor cantidad de nicotina, de tal forma que lo vayamos bajando progresivamente. Esto hará que dejar de fumar sea más sencillo y práctico a la vez.

Es decir, el tabaco genera adicción por la cantidad de nicotina que lleva cada cigarrillo, con los vapeadores vamos a poder ir reduciéndose, de tal forma que nuestro cerebro poco a poco se va a ir ‘’desenganchado’’ y por lo tanto la necesidad de fumar será menor. Como hemos dicho hay una campaña en el Reino Unido para concienciar de la importancia de dejar de fumar, y para ello han propuesto al vaper como alternativa más viable y saludable en términos generales.

Básicamente alegan que es posible dejar de fumar con ayuda de este dispositivo con nicotina y vapor de agua, de tal forma que no vamos a tener tantas sustancias tóxicas como en el caso del tabaco convencional. Aunque no debe ser un método definitivo, ya que podemos seguir siendo adictos, pero ahora al cigarro electrónico, de ahí la necesidad de ir disminuyendo progresivamente la dosis de nicotina.

 

Un amplio abanico de posibilidad y de sabores únicos

Otra de las ventajas que nos aportará el cigarro electrónico es el mal olor. El tabaco tiene un olor realmente malo, aunque para los fumadores no es apreciable, pero para los que no lo son sí. Eso unido al mal aliento puede ser una combinación francamente nefasta. Por eso con el vaper, gracias a la cantidad de sabores diferentes que tenemos, siempre podemos tener un aliento fresco y agradable, además de que no se impregna en la ropa.

Precisamente todo esto es lo que está haciendo que cada vez haya más personas que se pasen al ‘’vapeo’’. Debemos resaltar que conseguimos un ahorro económico realmente elevado, partiendo de la base de la duración de cada bote de liquido de cigarro electrónico. Es decir, dura muchísimo más que una cajetilla de cigarros, por lo que ya ahí tenemos el primer ahorro y el más significativo.

Es cierto que deberemos hacer una inversión inicial, pues debemos comprar el vaper, más todos los accesorios y recambios, así como los primeros líquidos, pero a partir de ese momento comenzaremos a ahorrar. De media los fumadores gastan alrededor de treinta euros semanales en tabaco, con ese dinero podemos comprar varios botes de líquido que nos durarán incluso varios meses.

Y la comodidad que vamos a tener, pues al no ser molesto como el tabaco nos va a permitir poder fumar en más lugares, incluso con nuestros amigos sin provocarles a ellos las molestias clásicas del tabaco tradicional. Además, no vamos a producir cenizas ni desperdicios, por lo que será sacar el cigarro y fumar, sin contaminar el medio ambiente.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here