El “pelotazo urbanístico” que privó al barrio de Benimaclet de València de un nuevo colegio

0
3560
Solar de Benimaclet con la valla de obra nueva
Solar de Benimaclet con la valla de obra nueva

Una de los pocos solares que quedan en el corazón del barrio de Benimaclet de València será en unos meses un nuevo edificio de 13 alturas, ocupando un terreno de en torno a 5000 metros cuadrados que un día fue destinado a uso escolar.

La escasa esperanza de los vecinos de que se cumpliera el uso que se le dio en el Plan General de Ordenación Urbana de València de 1988 al solar que queda entre las calles Dolores Marqués y Círculo de Bellas Artes desapareció cuando hace algo más de tres meses se instaló una valla de obra anunciando una nueva promoción de viviendas.

Desde la Asociación de Vecinos del Barrio de Benimaclet confirmaron que hace unos días han recibido la confirmación del consistorio de que se va a construir un edificio de trece alturas en lo que un día fue un solar destinado a un colegio y que luego el gobierno de Rita Barberá, con el voto favorable de su partido, el PP, y también del PSOE,  utilizó como contraprestación a una entidad religiosa, convirtiéndolo en edificable y pasando a manos privadas.

Vecinos de Benimaclet concentrados en 2007. Foto: AAVV Benimaclet

Según explican desde la Asociación de Vecinos de Benimaclet, “cuando se aprobó el Plan General de Ordenación Urbana de 1988, una serie de entidades de índole religioso católico, se sintieron perjudicadas por dicho plan y entraron en pleitos con el Ayuntamiento. Pleitos que se fueron alargando hasta el año 2007, consiguiendo que los tribunales condenasen al Ayuntamiento a resarcirles por un valor de 31 millones de euros a diversas entidades ligadas a la Iglesia Católica”, y añaden en el relato de la historia que “el ayuntamiento les pagó con 3 parcelas destinadas a uso escolar, en los barrios de Benimaclet, Benimámet y Campanar, recalificándolas para que se pudiera edificar, beneficiando a entidades amigas”.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR  Xàtiva Unida va proposar eliminar els pressupostos participatius que sí que estan consignats per 2020

 

“Pelotazo urbanístico”

La operación se calificó en ese 2007 como un “pelotazo urbanístico” y los vecinos de Benimaclet recogieron firmas y se movilizaron con pancartas, pero sin éxito. La crisis hizo que no se edificara, y durante más de una década el solar lo han utilizado los vecinos como punto de reunión de aquellos que tienen perros, pues al estar vallado podían dejar sueltos a los animales.

En 2017 el Ayuntamiento de València limpió, desbrozó, fumigó y colocó una cadena en la puerta de la valla del solar, a pesar de ser este de propiedad privada.

Ahora, con la reactivación del sector inmobiliario se espera que se inicien las obras en breve y el sueño de tener un colegio nuevo en Benimaclet quedará definitivamente sepultado.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here