Dos años de la gran nevada que devolvió a la comarca de Requena – Utiel medio siglo atrás

0
1648
Vehículos atascados la noche del 19 al 20 de enero de 2017 en la A-3
Vehículos atascados la noche del 19 al 20 de enero de 2017 en la A-3

Jueves, 19 de enero de 2017. A media tarde el temporal de nieve que recorre parte de España empieza a dejar fuertes nevadas en la comarca de Requena – Utiel, entre otros puntos de la provincia de Valencia.




La falta de previsión o la fatalidad (si fue incompetencia o las circunstancias imprevisibles queda a la opinión de cada cual) obliga a cortar la autovía A-3 en más de 30 kilómetros, casi desde Contreras hasta Siete Aguas. Cientos de vehículos quedan atrapados y se preparan para una larga noche.

La intensidad de la nevada con el paso de las horas provoca que el peso acumulado de la nieve rompa los cables de alta tensión en la zona de Contreras. Consecuencia inmediata: en torno a 60.000 vecinos de Requena, Utiel, Caudete de las Fuentes, Sinarcas, Venta del Moro, Camporrobles o Fuenterrobles se queden sin luz. El calendario da un salto en el tiempo hacia a atrás de un siglo, o más: los vehículos de abastecimiento de servicios básicos no pueden acceder a los municipios, no hay luz, y cunde el nerviosismo.

Sin ir más lejos, el Hospital de Requena debe recurrir a grupos electrógenos para mantener abierto el servicio y atender a los hospitalizados.

La falta de noticias y de reacción oficial no ayuda. Sólo el ingente trabajo de Guardia Civil, bomberos, Cruz Roja y la llegada de la Unidad Militar de Emergencias permite desatascar la A-3 tras una noche muy larga.

 

A-3 abierta, la luz no vuelve

La Unidad Militar de Emergencias (UME) movilizó a 100 militares para intentar abrir paso a los vehículos y repartir mantas y bebidas calientes a las personas que permanecían detenidas dentro de sus vehículos desde hacía horas, con la colaboración de la Cruz Roja y la Guardia Civil.

Los coches atrapados en la A-3 fueron rescatados y pudieron seguir su marcha a lo largo de la mañana del viernes 20 de enero. Algunos llevaban 18 horas atascados en la zona.

Un supermercado de Requena el 20 de enero de 2017
Un supermercado de Requena el 20 de enero de 2017

Pero la peor parte se la llevaban los vecinos de la comarca de Requena – Utiel. Y el nerviosismo llevó a algunos a hacer acopio en sus casas hasta vaciar las estanterías de algún supermercado de la zona. Neveras sin luz con alimentos que no se  pueden mantener, pérdidas en miles de euros y comercios que cierran sus puertas.

A eso se sumaron algunos rescates, como el que tuvo que llevar a cabo una brigada de la Diputación de Valencia en Casas del Río, donde 40 niños y profesores habían quedado aislados por la nieve en un centro de ocio, o los 12 trabajadores de una fábrica de la pedanía de Pino Ramudo, en Caudete de las Fuentes.




Iberdrola movilizó a más de 400 personas en toda la comarca, pero el problema de Contreras no se solucionaba rápida ni fácilmente. Más de 40 grupos electrógenos se instalaron por la comarca tras un día entero sin suministro eléctrico, pero no todos los vecinos recuperaron la energía en sus hogares, especialmente en una comarca con más de una veintena de pedanías repartidas en territorio de muchos kilómetros y conexiones precarias.

Cinco días después

Tras un fin de semana a oscuras, algunas pedanías de la comarca comenzaron a recuperar el suministro de luz entre el lunes 23 y el martes 24 de enero, casi cinco días más tarde de producirse la gran nevada, y sólo con grupos electrógenos.

La normalidad sólo volvió de verdad a la comarca varias semanas después, y la devolvió al siglo XXI, a sólo 70 kilómetros de Valencia, de la tercera ciudad de España. Lo imposible se volvió realidad durante días.




Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here