Dos años de cárcel para la acusada de tener en condiciones insalubres a una anciana en una geriátrico clandestino de l’Alfàs del Pi

0
1628
Audiencia Provincial de Alicante

Una acusada ha aceptado hoy una pena de dos años de prisión por saquear la cuenta bancaria y dispensar un trato inhumano a una mujer dependiente a la que tenía bajo su cuidado en una residencia de ancianos ilegal en l’Alfàs del Pi, según ha publicado la agencia EFE y recogido varios medios.

La implicada se ha declarado culpable de un delito contra la integridad moral, otro de coacciones y uno continuado de estafa, en virtud del acuerdo de conformidad suscrito por su defensa.

Su marido, que también está acusado de los mismos delitos, no ha asistido a la vista celebrada en la sección tercera de la Audiencia de Alicante, tras alegar problemas de salud y presentar unos informes médicos que certifican que se encuentra hospitalizado en Alemania.

Los hechos ocurrieron entre 2012 y 2014 en un chalé ubicado en el Camino de Aljub de l’Alfàs del Pi, donde el matrimonio formado por Marcus Paul S. y Elvira S.A. había montado una especie de geriátrico clandestino.

De acuerdo con la investigación realizada en su momento, los acusados cuidaban a personas extranjeras sin familia cercana en hospitales y clínicas de la costa alicantina y, una vez que recibían el alta, les ofrecían vivir con ellos en su chalé.

Tras descubrirse el negocio ilegal, los servicios sociales cerraron las dependencias y trasladaron a los internos a residencias legales. Los acusados, tal y como ha reconocido hoy Elvira S.A., la mantenía en unas condiciones «de total insalubridad y falta de higiene», la enferma debía pagarles cada mes por su estancia 1.400 euros.

La pareja, según recoge el ministerio público en su escrito de acusación, la mantenía enclaustrada en una habitación durante 20 horas al día para no molestase e, incluso, la procesada llegó a golpearla en alguna ocasión.

Además, los sospechosos le retuvieron toda su documentación personal y su tarjeta de crédito. Gracias a ello realizaron extracciones de dinero de su cuenta corriente sin su permiso por un importe medio mensual de 1.400 euros desde septiembre de 2013 a junio de 2014 hasta obtener 127.329 coronas noruegas, lo que equivale a unos 13.000 euros.

La fiscalía ha modificado sus conclusiones iniciales y ha eliminado de ellas el delito de detención ilegal que atribuía al matrimonio para considerarlo unas coacciones, según las mismas fuentes.

La acusación pública ha reducido de ese modo de 8 años y 2 meses a 2 años el cómputo global de cárcel que solicitaba en un principio para Elvira S.A.

Esa modificación posibilita que la acusada pueda beneficiarse de la suspensión de la condena y no tenga que entrar en prisión si no vuelve a delinquir, entre otros requisitos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí