La digitalización de las pymes, más que números y tecnología: cambia la relación con los clientes y mejora el bienestar de los empleados

0
474

La transformación digital en las pymes no se limita a usar herramientas tecnológicas en los procesos, la digitalización implica un cambio en la relación con los clientes, una forma de ayudar a las personas y una mejora de los procesos gracias a una toma de decisiones más rápida y eficaz generando una dinámica positiva que culmina con la mejora de la competitividad de la empresa y de sus resultados.

Ese es el mensaje que ha querido transmitir hoy David Ortega, experto en adaptación tecnológica y desarrollo de productos digitales, en la ponencia con la que se ha dado comienzo a la tercera jornada formativa del Tour Territorio Digital organizado por Cámara de Comercio y la Diputación de Valencia, con el apoyo de Comarcal CV.

En esta tercera jornada de formación, donde ha ejercido de anfitrión el municipio de Xàtiva, el programa se ha dirigido a las pymes en el sentido más amplio después de que las dos primeras sesiones tuvieran como protagonistas el sector turístico, en Gandia, y el sector industrial, en Paterna.

David Ortega, de Deckalabs, ha abierto la jornada después de los discursos institucionales con una ponencia en la que ha desgranado algunos casos de éxito de pymes que han mejorado notablemente sus resultados tras acometer un proceso de digitalización bien planificado y enfocado.

A pesar de que se calcula que el 60 % del PIB mundial estará digitalizado en 2022, lo cierto es que hoy en día solo el 16 % de las pymes españolas vendes sus productos online y solo el 23,3 % usa servicios en la nube.

Las compañías están formadas por personas realizando procesos que generan datos. Cuando se aplica la tecnología a cada uno de esos factores, se obtiene lo que llamamos la transformación digital de las empresas y que permite ayudar a las personas, tanto clientes como empleados, mejorar los procesos y obtener e interpretar los datos que se generan en esos procesos para tomar mejores decisiones, más rápidas y más eficaces.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR  Xàtiva farà oposicions per a 7 places d'agents que reforçaran el cos de la Policia Local en 2018

Las herramientas tecnológicas que se pueden utilizar sobre cada uno de los factores son múltiples pero solo será una verdadera digitalización de la pyme cuando este uso de tecnologías cambie verdaderamente las relaciones con el cliente y las dinámicas internas y gracias a ella se extraigan e interpreten datos pertinentes para implantar mejoras en los procesos, servicios o productos de la compañía.

Casos como el de una empresa agroalimentaria que creó su e-commerce y entendió que, con ello, iba a cambiar por completo su relación con los clientes o el de una empresa de servicios que gracias a la implantación de un programa de gestión de la base de datos ha podido crear protocolos basados en datos empíricos que han multiplicado por dos el número de presupuestos solicitados en tan solo un año.

Son algunos de los ejemplos que Ortega ha mencionado para demostrar cómo la implantación de la tecnología no basta si las pymes no asumen que las herramientas por si solas, sin una posterior interpretación y aplicación de las mejoras, no van a conseguir los resultados deseados. Aun así, las posibilidades de mejora que ofrece la digitalización a las pymes es prácticamente infinita si se realiza de forma planificada y con los objetivos claros y definidos.

En ese sentido, Ortega cerró su ponencia comentando el caso de una empresa de material para fontanería cuyos principales clientes eran profesionales. La creación de una app para que ellos mismos pudieran escanear los productos en las tiendas y pagar con su móvil a la salida les permitió ampliar su horario de atención al público al necesitar menos empleados para atender las tiendas y estar así disponibles para los casos de emergencia. Actualmente, este tipo de compra supone ya el 25 % del total de las compras en las tiendas de esta cadena. En este caso, la digitalización de un proceso se realizó teniendo muy presente el cliente final y sus necesidades particulares.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR  Compromís es desmarca del PSPV i no demana la dimissió de l'alcalde de la Llosa de Ranes pel problema dels abocadors

Ortega ha aprovechado este ejemplo para descartar el mito de que la transformación tecnológica es siempre muy cara. “La digitalización no tiene por qué ser cara. Este proyecto tuvo un coste de 50.000 euros pero hay que tener en cuenta que la media de inversión en transformación tecnológica es del 2 % de la facturación. Eso supone que una pyme que facture 5 millones y esté invirtiendo menos de 100.000 euros al año está por debajo de la media internacional”, ha explicado el responsable de Deckalabs.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here