Detienen a 3 personas e investigado a 2 por los cultivos de más de 1.400 plantas de marihuana en Godelleta

0
5661
Godelleta
Cultivos de plantas de marihuana.

La Guardia Civil de Chiva, la UDYCO de la Policía Nacional de Xirivella y la Policía Local de Godelleta, en el marco de la Operación “BALEARIC FOUR”, desarrollada de manera conjunta en la provincia de Valencia, han logrado detener a 2 varones de nacionalidad española de edades comprendidas entre los 34 y 56 años y una mujer de nacionalidad colombiana de 34 años.

Además, investigándose a un varón de 45 años y una mujer de 43 años, ambos de nacionalidad española, a los que se les imputan en distinto grado de implicación los delitos contra la salud pública por cultivo, elaboración y tráfico de drogas, defraudación de fluido eléctrico y robo con fuerza en las cosas.

Las investigaciones comenzaron a finales del pasado mes de marzo de 2020 por la Guardia Civil de Chiva, la UDYCO de la Policía Nacional de Xirivella y la Policía Local de Godelleta, al objeto de poder localizar y detener a los autores de estos hechos delictivos, cuando los agentes encargados del caso tuvieron sospechas y localizaron un chalet en la localidad valenciana de Godelleta que se estaría utilizando como laboratorio clandestino de marihuana por los detenidos.

De las investigaciones practicadas por los Agentes encargados del caso, se pudo averiguar que los detenidos habían alquilado varios chalet en la localidad valenciana de Godelleta en los que se habían realizado entronques fraudulentos a la red eléctrica, siendo que las instalaciones mantenían un elevado consumo de suministro eléctrico, lo que hizo sospecha de la posible existencia de invernaderos de marihuana ocultos.

Con esos indicios comenzaron las pesquisas, que permitieron constatar que los detenidos e investigados acudían a las casas en distintos días para controlar las plantas, para cuyo cultivo habían instalado aparatos de aire acondicionado, humidificadores, lámparas de calor y filtros para evitar olores.

Fruto de las investigaciones realizadas y de la coordinación operativa de la Guardia Civil de Chiva, de la UDYCO de la Policía Nacional de Xirivella y Policía Local de Godelleta, se formó un equipo conjunto de trabajo de vigilancias, seguimientos y un complejo análisis en torno a los detenidos y dedicada al cultivo en las modalidades “indoor” y de “exterior” de marihuana.
Una vez identificados y localizados, los agentes procedieron a la detención de tres integrantes y a la investigación de otros 2 en Godelleta.

Los agentes de la Guardia Civil, la Policía Nacional y Policía Local de Godelleta, encontraron en los registros de las viviendas, un sofisticado sistema para la producción de marihuana compuesto por generadores de electricidad, climatizadores, extractores de aire, filtros, lámparas de alta potencia, ventiladores, transformadores, productos específicos para el cultivo, sistemas de alarma y una gran cantidad de herramientas y material que conformaba la infraestructura que hacía posible que los cultivos de marihuana de los chalets mantuvieran unas condiciones específicas de humedad y temperatura óptimas para el cultivo intensivo en interior de esta droga, con un elevado poder de producción, divididos en varias estancias, que supuestamente estaban especialmente diseñadas para albergar la instalación necesaria para hacer crecer el máximo número de plantas de marihuana posible, aunque los detenidos podrían estar planificando ampliar su actividad ilegal, ya que habían construido y habilitado el garaje de la vivienda como laboratorio clandestino de marihuana.

Defraudación de fluido eléctrico.

Los detenidos estaban defraudando el fluido eléctrico ya que habían manipulado los sistemas eléctricos para no tener que hacer frente al alto coste de las facturas.

Los chalets registrados contaban con “un sofisticado circuito ilegal eléctrico” en el cual la corriente eléctrica era suministrada a las propiedades de forma ilícita, realizando los enganches mediante manipulaciones de anulación de los contadores.

Por parte de la empresa suministradora se está cuantificando el perjuicio causado, estimándose que la defraudación podría superar los 35.000 €, así como evaluando el riesgo que suponían las instalaciones eléctricas montadas sin medidas de seguridad de ningún tipo. El entramado eléctrico instalado para el crecimiento de las plantas, se pudo comprobar que estaba conectado con la línea de distribución, y que estaba preparado para que funcionara continuamente.

En los registros efectuados y ante la compleja instalación eléctrica localizada resultó necesaria la asistencia de personal del Servicio Oficial de la empresa suministradora de electricidad para minimizar riesgos de electrificación y levantar las correspondientes actas por las defraudaciones de fluido eléctrico producidas.

Para ver las noticias más destacadas de hoy, pincha aquí

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here