Detenidos dos vecinos de Oliva por robar en chalets de Pedreguer, Orba, Benidoleig, Gata de Gorgos y Pego

0
6103
Agentes en la urbanización de nueva construcción de Monte Gata Residencial, en Gata de Gorgos

La Guardia Civil ha detenido a dos vecinos de Oliva, uno por ser el autor material de 49 delitos de robo con fuerza cometidos en una urbanización de viviendas de nueva construcción, no habitadas, de la Marina Alta y el otro por ser el receptador de los numerosísimos efectos robados y venderlos, a su vez, en diversos mercadillos semanales.

Los dos detenidos ya han pasado a disposición judicial, quedando en libertad provisional con cargos.

A finales del pasado año 2016, los agentes encargados de la prevención y el esclarecimiento de los delitos cometidos en el ámbito rural, pertenecientes al Equipo ROCA de Calpe, iniciaron una investigación relativa a una serie de robos producidos en viviendas de campo.

Agentes en la urbanización de nueva construcción de Monte Gata Residencial, en Gata de Gorgos

Se observó que estos robos presentaban unas características determinadas, similares, y estaban concentrados en viviendas de partidas rurales y urbanizaciones de términos municipales de Pedreguer, Orba, Benidoleig, Gata de Gorgos y Pego.

En todos estos delitos detectados, el modus operandi para acceder a las casas era el mismo, además de que el tipo de efecto sustraído también coincidía siempre, siendo en su mayoría material electrónico, teléfonos móviles, electrodomésticos, como televisiones y placas vitrocerámicas, además de grifería y joyería.

La investigación se centró rápidamente en unos robos que se produjeron en la urbanización de Monte Gata Residencial, donde se vieron afectadas 49 viviendas de nueva construcción, no habitadas, actualmente en proceso de venta, de las que se sustrajo la totalidad de los electrodomésticos de cocina, como vitrocerámicas, hornos, acumuladores de agua caliente y la gritería al completo. El valor aproximado de lo sustraído alcanzó los 1000 euros por vivienda, además del valor de los daños causados para entrar a la fuerza en ellas.

Los investigadores lograron identificar exitosamente al autor de estos delitos, pero aun faltaba por conocer el paradero de los efectos sustraídos.

Tras numerosas gestiones, averiguaron que un segundo hombre compraba todos los objetos robados y aprovechándose de su oficio, reparador y vendedor de electrodomésticos usados, les daba salida de forma ambulante, en los diferentes mercadillos semanales en los que montaba su puesto.

Con todos estos indicios, la operación del Equipo ROCA de la Guardia Civil ha finalizado con la detención de un español de 25 años, vecino de Oliva, como el autor material de un total de 49 delitos de robo con fuerza en las cosas y de un búlgaro de 42 años, vecino también de Oliva, por un delito de receptación, por comprar objetos de dudosa procedencia y darles salida en el mercado de segunda mano.

Además de estos 49 delitos, de los cuales hay pruebas fehacientes de su autoría, se está investigando su posible implicación en 42 delitos más, cometidos en esa misma comarca, en las localidades anteriormente citadas.

Los dos detenidos ya han pasado a disposición judicial, quedando en libertad provisional con cargos.

 

Para ver las noticias más destacadas, pincha aquí

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here