Detenida una pareja de Quart de Poblet que cultivaba marihuana en un chalet de Montserrat

0
5416

La Policía Nacional ha desmantelado una plantación de marihuana que se encontraba en un chalet alquilado de Monserrat donde se han intervenido cuarenta y un kilos ochocientos gramos de esta sustancia.

Han sido arrestadas dos personas, un hombre y una mujer de 38 y 28 años, respectivamente, que vivían en Quart de Poblet como presuntas autoras de los delitos de tráfico de estupefacientes y defraudación de fluido eléctrico.

Las investigaciones se iniciaron el pasado mes de diciembre al tener conocimiento los agentes de la comisaría de Torrent de la posible existencia de una plantación de marihuana en el interior de una vivienda de Monserrat.

En las primeras pesquisas practicadas por los investigadores, y una vez localizada la posible vivienda, pudieron percibir que desprendía un característico olor a marihuana en los alrededores del inmueble, así como que en el exterior de la casa había instalado un circuito de video-vigilancia con varias cámaras enfocando los alrededores del inmueble, lo que dificultaba la investigación.

Los policías establecieron diversos dispositivos de vigilancia en diferentes horas y días para identificar al morador de la vivienda, observando cómo accedían un hombre y una mujer, que no pernoctaban en la vivienda, y siempre llegaban en un vehículo.

Una vez averiguado la identidad de estas dos personas y comprobado una posible existencia de enganche ilegal a la luz eléctrica, los policías detuvieron a esta pareja a la salida de su domicilio en Quart de Poblet.

Los agentes practicaron un registro en el chalet de Monserrat donde incautaron 161 plantas de marihuana que una vez despojadas de su ramaje ha dado un peso de 41 kilos 800 gramos, solo de cogollos y hojas, así como varios aires acondicionados, 21 transformadores, diversas lámparas y bombillas e utensilios habituales para esta práctica.

Los detenidos, el hombre con antecedentes policiales ha pasado en el día de ayer a disposición del Juzgado de Instrucción Uno de Picassent, mientras que la mujer tras ser oída en declaración fue puesta en libertad con la obligación de comparecer ante la autoridad judicial cuando fuera requerida para ello.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here