Curiosidades sobre las semillas de cannabis autoflorecientes


0
1242

Cultivar cannabis se ha convertido en una de las aficiones más deseadas de los últimos tiempos. Aunque se trata de una planta que no ofrece demasiadas complicaciones para su desarrollo, sí es necesario tener algunos conocimientos, al menos en el momento de la germinación.

Sin embargo, para los novatos o impacientes, existe una alternativa mucho más práctica: las semillas de cannabis autoflorecientes, como la auto sour diesel. Son fáciles de cultivar, rápidas en su desarrollo y muy resistentes, lo que la han convertido en las favoritas de los consumidores.

¿Qué son las semillas de cannabis autoflorecientes?

Son también conocidas como semillas automáticas. Se trata de una semilla de cannabis cuya floración comienza de forma inmediata, es decir, se ahorra todo el periodo de la germinación, el que resulta más vulnerable y delicado para su perfecto desarrollo.

Se trata de unas semillas que han sido capaces de sobrevivir a todo tipo de adversidades, especialmente las climáticas, por eso sus necesidades de luz varían notablemente con respecto a las semillas de cannabis tradicional. Cualidad que las hace perfectas para ser cultivadas por los menos entendidos en la materia o en el interior.

Un poco de historia

Se trata de una subespecie del Cannabis sativa llamado Cannabis Ruderalis y es originario de Rusia y del sur de Siberia, zonas en las que las condiciones meteorológicas son especialmente extremas.

Fue hallada por unos botánicos soviéticos en 1924 y la catalogaron como «mala hierba», ya que no le encontraba ninguna utilidad que mereciera una mínima atención. Debido a su bajo contenido en THC (uno de los componentes del cannabis y al que se le atribuyen las propiedades psicoactivas) no la veían útil para su producción. También su pequeño tamaño resultó ser importante, ya que no servía como materia prima para obtener papel o fibra.

Sin embargo, a partir de la década de los 70 se fueron descubriendo todas las ventajas y propiedades que ofrecía esta denostada planta. Gracias a su espíritu de supervivencia había desarrollado unos genes de autofloración, rapidez en su desarrollo, aclimatación a cambios de temperatura y resistencia a las plagas o invasión de insectos.

Ventajas de las semillas de cannabis autoflorecientes

  • Son más resistentes a los cambios de temperatura, no necesitando el continuo calor. De hecho son capaces de soportar las más bajas temperaturas.
  • No dependen de las horas de luz, por lo tanto se desarrollan igualmente en exterior que interior. Eso sí, cuanta más luz reciban, más rápido será el crecimiento.
  • Es ideal para los cultivadores noveles, ya que no necesita de excesivos cuidados ni conocimientos específicos en la materia.
  • Su periodo de floración es mucho más rápido que el de las semillas de cannabis tradicionales. Según la luz que reciba puede oscilar entre los 60 y 90 días.
  • Al tratarse de una planta de tamaño más pequeño que las demás, resulta ser más discreta para su cultivo en el hogar, especialmente si se encuentra en un balcón o terraza.
  • Si se encuentran en el exterior, debido a su tenaz genética, apenas les afectan los elementos invasivos como los insectos.

Las semillas de cannabis autoflorecientes son ideales tanto para los expertos como para los novatos. Son sencillas de cultivar, nada exigentes y extremadamente rápidas. ¿Se puede pedir más?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here