Cultura retoma la propuesta de declarar BIC a los molinos de viento de la Marina Alta

0
1150
Molino de viento de Gata de Gorgos.

La Dirección General de Cultura y Patrimonio tiene la voluntad de retomar la propuesta del ayuntamiento de Jávea sobre la posible declaración como Bien de Interés Cultural a favor de los molinos de viento de su término municipal, así como para del resto de molinos de la comarca de la Marina Alta, ya que estos son símbolos de la arquitectura y la tecnología tradicional, formando un conjunto de singular valor cultural que caracteriza el paisaje de este territorio.

Este lunes se ha mantenido una reunión de técnicos de la Dirección General de Cultura y Patrimonio con representantes de los ayuntamientos de la comarca para abordar esta cuestión.

En la Marina Alta, el molino de viento es una construcción característica de especial valor patrimonial, histórico y etnológico. Pieza fundamental de la cultura tradicional del grano y del pan, el molino de viento está asociado al esfuerzo de la supervivencia y nos habla de un tiempo donde las complicaciones del transporte, cuando no las guerras, obligaban cada comarca a ser autosuficiente. La harina -el pan-ha sido el alimento básico de los valencianos a lo largo de la historia. Un molino de viento es un ingenio o máquina, ubicado dentro de una torre de piedra de unos siete u ocho metros de alzada, preparado para moler el cereal y para custodiarlo.

Actualmente no se conserva ninguna maquinaria original completa, aunque todavía quedan restos y, sobretodo, grandes muelas de los viejos molinos. La máquina de los molinos de viento de la Marina Alta, situada en la sala alta del molino, estaba configurada por cuatro grandes antenas, de unos cinco o seis metros cada una, recubiertas de tela. Las antenas daban movimiento a un eje que, por ruedas dentadas, movía la muela del molino. De algunos se conserva solo la estructura del edificio; algunos han conservado la planta alta; todos, en la práctica, perdieron el techo, que era de fibra natural o de madera.

Esta comarca todavía contiene 29 molinos de viento: 5 en Dénia, 12 en Jávea, 2 en Pedreguer, 3 en Gata de Gorgos, 2 en Teulada, 3 en Benissa, 1 en Llíber y 1 en Calpe. Todos ellos ya se encuentran protegidos con la figura de Bien de Relevancia Local con la categoría de Espacio Etnológico de Interés Local de forma genérica, según la Ley 5/2007, de 9 de febrero, de modificación de la Ley 4/1998, de 11 de junio, del Patrimonio Cultural Valenciano, que en su disposición adicional quinta, de Reconocimiento legal de Bienes Inmuebles de Relevancia Local, en atención a su naturaleza patrimonial, indica que “Tienen la consideración de Bienes Inmuebles de Relevancia Local, y con esta denominación deberán ser incluidos en los respectivos Catálogos de Bienes y Espacios Protegidos, las siguientes categorías de elementos arquitectónicos: … los antiguos molinos de viento…”.

Por tanto, para estudiar la situación actual de los molinos de esta comarca e iniciar el posible procedimiento para su declaración como BIC, se ha mantenido la reunión en el Museo Arqueológico y Etnológico Soler Blasco de Jávea con todos los ayuntamientos implicados para informarles sobre el expediente y las acciones a realizar para llevarlo a cabo.

Para ver las noticias más destacadas de hoy, pincha aquí

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here