Cullera le declara la guerra al humo en sus playas

0
1975

El Ayuntamiento de Cullera ha declarado todas sus playas libres de humo. De esta forma, queda terminantemente prohibido fumar a lo largo y ancho de los 15 kilómetros de arenales con los que cuenta la capital turística de la Ribera.

Así lo estipula la nueva ordenanza municipal de playas, aprobada en el último pleno de julio con el apoyo de todas las fuerzas políticas. Este compromiso con la salud y el cuidado del medio ambiente se ha plasmado hoy en el simbólico acto de izada de la bandera de las Playas sin Humo que ha tenido lugar esta mañana en la fuente del Oasis de Cullera.

La ciudad ha apostado por prohibir fumar en todas las playas porque entiende que es la forma más coherente de lanzar un mensaje de tolerancia cero con los fumadores irrespetuosos.

El acto de izada de la bandera ha contado con la presencia de la secretaria autonómica de Salud y Sanidad Pública, Isaura Navarro; el alcalde de la localidad, Jordi Mayor y miembros del equipo de gobierno como la concejala de Turismo, Débora Marí; la de Sanidad, Susi Melià o el de Playas, Salva Tortajada.

«Nuestras playas no son un cenicero» ha dicho contundentemente la secretaria autonómica durante su estancia en Cullera para hablar del proyecto ‘Platges sense Fum’ que impulsa la Generalitat y en el cual la ciudad turística de la Ribera cobra un especial protagonismo por el alto nivel de compromiso adquirido de entrada, ya que a diferencia de las experiencias piloto por las que optaron el verano pasado algunos municipios, la capital turística ha decidido que la prohibición se extienda a toda la costa.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR  Diez establecimientos elaborarán los menús de la XVII Mostra de Cuina Marinera de la Vila Joiosa

«La playa es un espacio público y nosotros como responsables políticos debemos velar para que la salud se proteja», ha dicho al respecto Mayor quien, a su vez, ha añadido que esto solamente es el principio del proyecto y que ahora habrá que regularlo y estipular las sanciones.

Mayor ha añadido que el otro gran beneficiario de esta prohibición es el medio ambiente porque de esta forma se evitará que se tiren colillas a la arena, uno de los residuos más habituales que pueden encontrarse en las playas.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here