Cuida tu lenguaje

0
429

Cuando hablamos de lenguaje, todo el mundo entiende que nos referimos a las palabras y frases que componen una conversación o un discurso. Y ese lenguaje solemos prepararlo y cuidarlo. Intentamos utilizar expresiones cultas, palabras amables e incluso citas de personajes célebres, para tratar así de impresionar a nuestra audiencia. Y eso está muy bien.

Pero hay otro lenguaje más sutil, menos conocido pero no por ello menos poderoso. Se trata del lenguaje interior, que no es ni más ni menos que ese diálogo que tenemos todos con nosotros mismos cuando estamos solos.

Normalmente ese lenguaje no causa problemas: repasamos mentalmente lo que hemos de hacer ese día, o nos felicitamos por haber cogido el paraguas porque amenaza lluvia. Pero de vez en cuando nos lanzamos mensajes que nos bloquean, que nos limitan, que nos paralizan sin apenas darnos cuenta de ello.

Son mensajes del tipo “no podré hacerlo”,”yo no valgo para esto”,”a ver si meto la pata”,…y un largo etc. Esos mensajes se cuelan en nuestra mente de manera automática, sin ser cuestionados y consiguen provocar en nosotros emociones negativas como ansiedad, preocupación o miedo.

Y es que la mente no diferencia cuando la amenaza es real o ficticia y se pone en marcha de la misma forma. Es decir, la mente se activa igual si tenemos delante una persona que nos está amenazando con una navaja, que si al pasear por un callejón oscuro se nos pasa por la cabeza: “¿Y si me sale un ladrón con una navaja?. Lo primero es una realidad y lo segundo un pensamiento, pero la mente y el cuerpo se comportan del mismo modo en ambos casos, con lo que la persona experimentará los mismos síntomas: intranquilidad, palpitaciones, sudoración, miedo.

Por tanto es muy importante que la persona revise que tipo de pensamientos tiene normalmente cuando está a solas y si son negativos o amenazantes de algún modo, que los cambie.

En SEREM enseñamos a las personas a detectar cuáles son los pensamientos que causan problemas y a cambiarlos por otros más adaptativos. Si desean más información al respecto póngase en contacto con nosotros

Alicia Faus – alicia.faus@serem.es

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here