¿Cuáles son las partes más importantes de un chalet?

0
4620

Llegaron de Suiza y de otras regiones alpinas. Originariamente, los chalets eran las viviendas de los pastores, hechas de madera y con el tejado en pendiente y con alero que sobresalía.

En la actualidad, poco queda de los orígenes de este tipo de vivienda. Nos encontramos chalets hechos de múltiples materiales y más allá de las regiones alpinas. La característica que los une es que son casas unifamiliares situadas en una finca con jardín. Veamos cuáles son las características principales de este tipo de viviendas y sus partes más importantes.

 

El jardín

Para ser considerada chalet la vivienda debe contar con un jardín o un patio adyacente. Será una especie de carta de presentación de la casa, un primer contacto con el estilo y el cuidado de nuestro hogar. Llegar tras un duro día de trabajo y ser recibidos por un jardín lleno de flores, bien cuidado y harmonioso será una de las mejores sensaciones en nuestro día a día.

 

Al contar con jardín y finca la mayoría de chalets tienen un garaje donde aparcar el coche. Sería interesante echar un ojo a la amplia gama de motores para puertas de garaje para no tener que bajarnos del coche cada vez que llegamos o salimos de casa. Automatizar la entrada y salida de nuestra vivienda nos hará la vida mucho más fácil.

 

Un salón amplio con vistas al jardín

Tener una casa con jardín y sin las limitaciones de un bloque de viviendas nos permite crear espacios más acogedores y adaptados al entorno. El salón ha de ser la estancia de la casa donde toda la familia se reúna y conviva. Debería ser este un espacio agradable, con una atmósfera cálida y cómoda.

 

El salón de un chalet pide vistas al jardín. De este modo podremos contemplar desde la comodidad del sofá el paso de las estaciones, como cambia la naturaleza a lo largo del año. Lo óptimo sería que tuviese una puerta que lo conectase directamente con el exterior para poder aprovechar más los días de verano y dejar entrar un poquito de vida exterior en nuestro hogar. Si queremos disfrutar del invierno desde el salón de nuestro chalet la instalación de una chimenea será la mejor solución.

 

Cocina y comedor para recibir visitas

Vivir en una casa con jardín llama a las visitas. Por este motivo será importante contar con una cocina cómoda, útil en el día a día, pero que pueda darnos servicio si tenemos invitados. Una opción podría ser la construcción de una cocina conectada con el comedor y separada con una barra. De este modo podemos utilizar esa barra para el día a día de nuestra familia y, al mismo tiempo, contar con un espacio amplio para las comidas o cenas con amistades.

 

Los baños bien ubicados

Una casa con jardín y grande pide más de un cuarto de baño. Habitualmente los chalets tienen dos plantas, por lo que será mucho más cómodo tener baños en todas ellas. En la planta baja puede que no sea necesario construir un aseo, sin ducha ni bañera. De este modo daremos las visitas no tendrán que subir a la planta de las habitaciones y entrometerse en nuestros espacios más íntimos y personales.

En la planta superior los chalets deberían contar con un baño principal para toda la familia y alguno exclusivo para los dormitorios. Depende del espacio que queramos sacrificar del dormitorio se harán más grandes o más pequeños. Lo recomendable es incluir una bañera en alguno de ellos para poder tener la opción de darnos un relajante baño.

Aunque no sea muy habitual, ¿por qué no tener una gran cristalera en el baño con vistas al jardín? Si la finca está bien protegida de la vista indiscreta de los vecinos puede ser uno de los mejores rincones del chalet.

 

Los dormitorios: amplios, cómodos y con vestidor

Si el espacio no es un problema, un dormitorio ha de ser un espacio amplio y acogedor. Este espacio ha de ser el templo del descanso por lo que trataremos de eliminar cualquier elemento que pueda arrebatarnos el sueño o molestarnos.

Por eso, se recomienda tener una estancia contigua donde guardemos toda nuestra ropa y calzado, retirando así los armarios de los dormitorios. De este modo no nos quitará el sueño la ropa tirada por todos lados ni nos levantaremos de mal humor al ver la ropa desordenada. Contar con una pequeña habitación dedicada exclusivamente a la ropa nos ayudará a mantener el orden.

 

Un hogar también para nuestras mascotas

Tener jardín nos permite adoptar alguna mascota y ofrecerle a un perro o gato un hogar agradable y propio. Un chalet debería contar con una caseta para que nuestro perro tenga un lugar abrigado y, al mismo tiempo, pueda salir al jardín cuando quiera. Si construimos o compramos una buena caseta le daremos independencia al perro y comodidad para que no pase frío en ella ni se sienta enjaulado dentro de casa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here