El Consell tarda un año en entregar las distinciones a las víctimas de atentados terroristas

0
606
Entrega de distinciones a víctimas de atentados
Entrega de distinciones a víctimas de atentados

El president Ximo Puig hizo entrega anoche de las 7 Distinciones de la Generalitat a las víctimas de atentados terroristas que ha otorgado el Gobierno valenciano en un acto que, en palabras del jefe del Consell, es “de memoria histórica y de justicia”.

Una memoria histórica y justicia para la que el Consell ha tardado un año en encontrar un hueco en su agenda. Concretamente un año menos cinco días, ya que el Consell aprobó estas distinciones el 23 de diciembre de 2016.

Un reconocimiento, además, que no se había entregado desde 2013, pese a que se implantó en 2003 mediante un decreto por el que el entonces el Gobierno de Francisco Camps creaba la distinción.

 

Galardonados

Los homenajeados fueron las víctimas de dos atentados cometidos por la banda terrorista ETA: Juan Vicente Gascó Fullera, José Vicente Martí Vera, Manuel Herrera Escalante, Rodrigo Ordóñez Ancio, Eusebio Saiz Eslava y Jesús Vera Arévalo, policías heridos en el atentado contra el antiguo hospital militar de San Sebastián en junio de 1983; y Jesús Viera Barranco, Guardia Civil herido en el ataque a la dirección general de la Guardia Civil en noviembre 1988.

El president dedicó las distinciones a las víctimas del terrorismo “en nombre de los cinco millones de valencianos en agradecimiento y reconocimiento sincero por lealtad a la democracia”, al tiempo que recordó que el objetivo de las instituciones públicas es “reaccionar siempre frente a la barbarie”, así como “reparar esta deuda humana y democrática”.

En el acto, al que asistieron la consellera de Justicia, Administración Pública, Reformas Democráticas y Libertades Públicas, Gabriela Bravo, y la de Sanidad y Salud Pública, Carmen Montón, y en el que también participaron el Presidente de la Asociación de Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado Víctimas del Terrorismo, Francisco Zaragoza, el president incidió en que el terrorismo “solo es dolor, muerte y chantaje” y ha recordado que ataca “en cualquier espacio donde transcurre la vida diaria”.

El jefe del Consell también señaló que “mantener viva la memoria supone poner nombres y apellidos a las personas que directamente lo sufrieron, con la voluntad de “dignificar su figura y de explicar a los jóvenes, que por fortuna no han conocido esta época negra, que existe, y que si no aprendemos, puede volver a ocurrir”.

En este sentido, agradeció a las víctimas el trabajo que realizan explicando sus testimonios en las escuelas, al mismo tiempo que ha recordado la necesidad de trabajar juntos con el objetivo de “extirpar de nuestra sociedad a los violentos y sus causas: la intolerancia y el odio, la semilla de su barbarie”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here