Consejos para cuidar la piel este invierno

CaixaBank - MyBox

0
2001

Rojeces, sequedad y tirantez. Cuando bajan las temperaturas la piel sufre y merece una serie de cuidados específicos.

Las inclemencias del tiempo, los cambios bruscos de temperatura (calefacción ) y que en esta época la luz brilla por su ausencia al igual que se disminuye la ingesta de líquidos, la piel no se comporta de igual manera. Desde Perfumerías Laguna nos dan las claves para proteger la dermis este invierno.

La superficie cutánea se compone de una estructura formada por agua, lípidos y ácidos grasos superficiales que protegen nuestra piel de la pérdida de agua. Tanto las bajas temperaturas como las altas (el clima en el interior a causa del calentamiento del ambiente provocado por las calefacciones es extremadamente seco), causan daños que afectan y modifican ligeramente su estructura, ya que el agua se evapora a mayor velocidad y desaparece la hidratación natural de la piel. Si no se defiende como es debido presentará signos claros de sequedad.

Para empezar, nada de usar sólo una crema hidratante por la mañana. Hay que concienciarse y cambiar la rutina. Aunque sea un “rollazo” -lo sabemos-, acostúmbrate a hidratar varias veces al día la piel, algo especialmente importante en aquellas personas que padecen algún tipo de dermatosis (dermatitis atópica, psoriasis…). Un emoliente adecuado (a base de lanolina, urea, etc.) ayudará a mantenerla sana. Y haz de la crema de noche una rutina nocturna. No sabes hasta qué punto te lo agradecerá tu piel. También debes utilizar protección durante el día -las cremas protectoras no son sólo para el verano- si es que quieres convertirte en una mujer madura con el menor número de arrugas posibles.

De lo contrario, cuando llegue el momento, nada de quejas. Hay que repetirse que la piel se seca más en esta época del año. Motivo más que suficiente para que determinadas pieles, como las atópicas o excesivamente delicadas, busquen productos específicos adaptados a ella, de los que existen gran variedad en las farmacias. Y para saber a que atenerse con cada tipo de piel bajo la ley de invierno, lo ideal es consultar a un especialista. En el mercado podemos encontrar multitud de productos cosméticos que responden a las necesidades de los distintos tipos de pieles. En cuanto a principios activos se refiere, nada tiene que ver una piel sensible con una intolerante.

Por último, debemos tener en cuenta que determinados tratamientos son perfectos en esta época de año en la que no estamos tan supeditados a la acción del sol. Como, por ejemplo sesiones de láser para eliminar esas manchas o esas venitas que tenemos en la cara, o realizar un “barrido” superficial de la piel con un láser CO2 fraccionado para eliminar capas de piel y así mejorar arrugas o cicatrices superficiales. También podemos recuperar la luz de la piel tan castigada por el sol con las técnicas de medicina regenerativa usando el PRGF (plasma enriquecido en plaquetas) infiltrado en la piel, o bien combinando radiofrecuencia con peelings superficiales de ácido mandélico para refrescar la piel.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here