Cómo será y cómo no será el Plan de Acción de Cercanías

0
2831
Tren de cercanías de la línea C3

Generalitat y Ministerio de Fomento han anunciado un Plan de Acción para recuperar los niveles de puntualidad y fiabilidad del servicio de Cercanías antes de final de año.

El conseller de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad, Arcadi España, junto al secretario de Estado de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Pedro Saura, anunciaron el viernes un Plan de Acción para recuperar los niveles de puntualidad y fiabilidad de las cercanías del núcleo de Cercanías de Valencia antes de final de año, de tal forma que sean equiparables a la media nacional.

Dicho Plan contempla la incorporación de más maquinistas, más inversión en el taller y la devolución exprés en caso de retrasos o cancelaciones, cuando sean imputables a Renfe o Adif las causas de la demora o de cancelación. Estas medidas inmediatas van dirigidas a recuperar la normalidad y los estándares de calidad en todo el servicio de Cercanías del núcleo de Valencia, según han expresado.

En esta Comisión, de la que forman parte representantes de la Generalitat Valenciana y del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, se ha empezado a concretar el plan de choque que anunció el ministro José Luis Ábalos y que tiene como objetivo recuperar los estándares de calidad ajustándolos a la media de España, tanto en lo que se refiere a puntualidad de todos los servicios como en el cumplimiento de la oferta programada.

Los objetivos que se han fijado son: alcanzar una puntualidad del 95% acorde con la media nacional, alcanzar un porcentaje de cumplimiento del número de frecuencias programadas del 99,0%, mejorar la información y la atención que se presta a las personas usuarias en caso de incidencia, y la implantación de la devolución exprés hasta que se consigan los objetivos señalados.

Para alcanzar estos objetivos se ha planteado un plan de choque que contempla la realización de una auditoría operativa que analice más a fondo los problemas existentes desde todas las perspectivas posibles y que ponga el foco en la movilidad cotidiana.

Un primer paquete de medidas consistirá en el incremento en breve plazo de la plantilla de maquinistas en el núcleo de Cercanías de Valencia, así como el de medios materiales, para lo cual entrará en funcionamiento un nuevo torno en el taller para que los trenes estén disponibles.

Asimismo, se mejorará la información a las personas usuarias, se reforzarán los canales de Twitter y habrá un canal por cada línea para que sea más accesible y útil. También se va a reforzar el personal, al mismo tiempo que se desplegarán más líneas telefónicas de atención al cliente.

El secretario de Estado ha anunciado una iniciativa pionera en España como es una App para que cada usuario pueda saber en tiempo real donde se encuentra el tren que espera coger ese día y que esta Comunidad será la primera en poder usarla.

 

Devolución exprés

A propuesta del conseller, el núcleo de Valencia-Castellón contará con la implantación de la devolución exprés, que entrará en vigor el próximo 1 de abril. Cuando un tren llegue más de 15 minutos tarde o sea cancelado por motivos atribuibles a Renfe y Adif, la persona usuaria tendrá derecho a un nuevo billete sencillo a gastar en los próximos 30 días.

Como órgano de control, para garantizar que se cumplen los objetivos marcados en el Plan de Acción, se creará una Comisión Técnica dependiente de la Comisión de Seguimiento del Plan de infraestructuras ferroviarias en el núcleo de Cercanías de la Comunitat Valenciana.

 

Qué no será el plan

La reacción social, manifestación, pequeños conatos de algaradas en la Estación del Norte y el que el resto de partidos se hayan posicionado para mejorar las Cercanías de Valencia han obligado al PSOE a reaccionar y anunciar medidas, con un Plan de Acción, otro Plan de Choque y acciones concretas.

Para comenzar no incluyen plazos ni inversiones concretas. Al menos por ahora. Y no lo hacen porque para contratar maquinistas o para afrontar obras el Gobierno de España tiene dos mecanismos: los Presupuestos Generales del Estado o una modificación presupuestaria vía Decreto Ley del Consejo de Ministros.

Así, mientras el Presupuesto de 2020 no esté aprobado, cosa que se demorará, como poco varios meses, o que un martes el Consejo de Ministros apruebe un Decreto Ley para dotar de financiación a obras y contratación de personal en las Cercanías de Renfe de Valencia, no se podrán realizar inversiones de calado.

Las obras y compra de material que se ejecute en breve vendrá del presupuesto de 2019, con algo más de 3.300 millones para las Cercanías de toda España y con parte pendiente de ejecutar.

En cuanto a la contratación de personal, contando con los plazos de convocatoria de plazas, exámenes y formación de maquinistas, será complicado que haya refuerzos de nuevos empleados antes del último trimestre de este 2020.

Sobre el resto de medidas, cuando un tren de Cercanías tenga un retraso de más de 15 minutos por culpa de Renfe o de Adif, no se devolverá al usuario el dinero del billete, como sí se hace, por ejemplo, con el AVE. Se le compensará con otro billete sencillo a consumir en los siguientes 30 días.

 

Inversiones

El Ministerio de Fomento anunció una inversión de 400 millones de euros para 2020 y 2021. Para todas las líneas de Cercanías del nudo Valencia – Castellón.

¿Qué son 400 millones de euros, a qué equivalen o qué se puede hacer con ellos? Para poder comparar el margen de actuación, sólo la electrificación completa de la línea C-3 entre València y Utiel está valorada en más de 300 millones de euros.

La reunión y rueda de prensa posterior del viernes permitió matizar el destino de estos 400 millones: una parte a material rodante y a lo que es al Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) convencional y alcanzaría, entre otras, la renovación de la línea Silla-Cullera, la duplicación Cullera-Gandia, supeditada al tren de la costa, ahora en información pública-; la renovación de vías Xàtiva-Alcúdia, cuya redacción de proyecto está a punto de finalizar; la puesta en servicio de la estación Buñol-Utiel; San Isidre-Buñol-Utiel, en fase de redacción; la renovación de vías, electrificación y estación de seguridad de la C5, o la renovación de vías de la línea Xàtiva-Alcoy, cuya obra ya se ha adjudicado.

O sea, ni electrificación de la C-3, y el tren de la costa puesto en cuarentena a falta de un Presupuesto General del Estado que lo contemple en varias anualidades.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here