¿Cómo puede un PEC ayudar a mi empresa? (3)

0
2196
Alicia Faus, psicóloga especialista en coaching.

En semanas anteriores hemos estado comentado las ventajas que puede tener para una empresa el contratar a un coach que además sea psicólogo, para impulsar su negocio.

Y seguimos insistiendo en el hecho de que contar con un psicólogo no significa necesariamente que haya entre el personal ningún tipo de trastorno psicológico o emocional. Lo que sí es cierto es que los profesionales psicólogos, por su propia formación, tienen muchos más conocimientos sobre el comportamiento humano que cualquier otro profesional. Si a eso le sumamos las habilidades comunicativas del coach, el resultado final es que el Psicólogo Especialista en Coaching es la persona idónea para facilitar los cambios ya sea en el plano laboral o en el personal, que se quieran asumir.

¿Cómo podría pues un PEC ayudar a una empresa? Hemos visto en pasados artículos, que puede hacerlo mejorando la comunicación entre todos sus componentes y facilitando el trabajo en equipo. Pues a esto, añadiremos hoy que puede mejorar el clima emocional en el trabajo.

Y en este punto podríamos decir que con las emociones hemos topado. Las emociones siguen siendo las grandes “incomprendidas” tanto a nivel social en general como a nivel de empresa en particular. Todavía son muchos los empresarios que opinan que eso de las emociones está muy bien, pero no sirve para generar rentabilidad en una organización, que es, a fin de cuentas, lo que interesa.

Y nada más lejos de la realidad. El clima emocional imperante en el lugar de trabajo es el que va a determinar el mayor o menor grado de implicación de sus integrantes para conseguir un resultado final de mejor calidad y con mayor rapidez. Si el clima emocional es de temor, el rendimiento del trabajador será menor porque el miedo paraliza, bloquea y anula la creatividad. Si el clima emocional es de estrés excesivo, el rendimiento también disminuirá porque la tensión generalizada acaba desgastando al trabajador y disminuyendo su motivación. Si el clima emocional es de apatía y tranquilidad excesiva las órdenes de trabajo no serán tomadas con la rapidez y urgencia necesarias,…

Por tanto es muy importante determinar cuál es el ambiente emocional que impera en mi empresa y si no es el apropiado, cambiarlo. Y eso es responsabilidad de los directivos, que han de considerar la posibilidad de que el motivo por el cual no se están obteniendo los resultados esperados podría deberse a que el clima emocional no es el adecuado.

En SEREM trabajamos la inteligencia emocional a todos los niveles, conscientes de la importancia de la misma para conseguir los objetivos deseados, ya sea a nivel de persona como de equipo o de empresa.

Para cualquier información no dude en ponerse en contacto con nosotros.
CONTACTO:
669157033
962876573
alicia.faus@serem.es

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here