Cómo mejorar el diálogo en familia

CaixaBank - MyBox

0
2443
Comunicación con la familia.

Vamos a dedicar el mes de Febrero a mejorar el diálogo familiar, porque a pesar de que todos somos conscientes de la importancia que tiene el hablar con nuestros hijos, lo cierto es que muchas veces seguimos suspendiendo en esta asignatura, si a eso sumamos el hecho de que las nuevas tecnologías no favorecen el diálogo entre personas, el resultado es que debamos recordar periódicamente cuáles son los elementos necesarios para que exista diálogo padres-hijos.

La primera norma y quizá la más importante, es saber escuchar. No estar pensando en lo que se va a contestar; no escuchar sólo la primera parte de la frase; no anteponer la búsqueda de lo que se va a responder al análisis de lo que el otro está diciendo.

También es importante crear un clima adecuado, un clima que favorezca el diálogo, un clima sin prisas, sin móviles ni tele. Y ese ambiente, con la sociedad que estamos creando, cada vez resulta más difícil de conseguir.

La siguiente norma pasaría por aceptar el hecho de que no siempre somos los poseedores de la verdad absoluta. Y eso significa ser humildes. No pongamos cara de “ya sé lo que me vas a decir” y mucho menos la de que “cuando tú vas yo ya vengo”. No olvidemos que el niño seguramente es la primera vez que pasa por eso y que necesita de nuestra empatía.

La comunicación ha de ser bidireccional, es decir, unas veces se habla y otras se escucha. No se monopoliza el uso de la palabra, de hecho, si estamos hablando de nuestros hijos, deberíamos estar más interesados en escuchar que en hablar.

Otra cosa que se nos escapa irremediablemente es hacer un uso excesivo de las autorreferencias, de lo que hacíamos nosotros cuando teníamos la edad del niño, sin tener en cuenta que los tiempos han cambiado de manera abismal. Además cada vez que el niño oye la frase “cuando yo tenía tu edad…”, generalmente se impacienta y se siente poco escuchado.

No podemos finalizar este pequeño resumen sin hablar de la importancia del lenguaje no verbal: la actitud del cuerpo, la mirada, la expresión de la cara, las señales que le indiquen a nuestro interlocutor que le estamos escuchando, serán tan importantes como el mensaje mismo.
Si desea tener más información sobre este tema o saber las formaciones presenciales que vamos a realizar al respecto, no dude en ponerse en contacto con nosotros.

CONTACTO
alicia.faus@serem.es
669157033
962876573

Para ver las noticias más destacadas de hoy, pincha aquí

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here