Cheste participa en el proyecto europeo “Old Towns, New Results”

0
174
Cheste
Uno de los momentos de la jornada.

La delegación de Cheste que participa en el proyecto europeo “Old Towns, New Results”, a propuesta de la concejalía de Bienestar Social del Ayuntamiento, se reunió en el Ayuntamiento pocos días después de participar en el tercer encuentro del proyecto, que tuvo lugar en Lisboa (Portugal) los pasados días 3, 4 y 5 de junio, para poner en común sus conclusiones y trasladarlas a la concejala Mª Ángeles Llorente.

El equipo de profesionales que representa a Cheste en este proyecto está formado por Desirée Cortés, en representación del Centro de Formación de Personas Adultas; Román Sáez, educador social del Ayuntamiento; José Casas, por parte de la Fundación cajacheste, Laura Cubí, directora de la escuela de Música de la Asociación Musical La Lira y, en esta ocasión se unió a la delegación Begoña Manzanera, gestora cultural del Ayuntamiento de Cheste. Tal y como explicaron en la reunión, en su visita a Lisboa, a través de varias charlas y talleres, se analizaron los posibles futuros de la Unión Europea y además, se reflexionó acerca de la percepción que tienen los y las jóvenes acerca de la UE. “Sorprende mucho que en la era de la tecnología que estamos viviendo y con la facilidad que hay para que la información llegue a todas partes, el proyecto de la Unión Europea no lo haga. Habría que plantear el por qué de esto”, manifestó la concejala, Mª Ángeles Llorente, tras escuchar las impresiones de la delegación. “Es necesario construir estructuras más grandes que sirvan a la gente; una Unión Europea global nos interesa a todos y todas y para ello hay que construir una Unión Europea diferente”.

Este tercer encuentro en Lisboa arrancó el 3 de junio con una reflexión sobre de los inicios de la Unión Europea y el por qué de su nacimiento, en relación con la redacción de los “Papeles blancos sobre el futuro de Europa”. Este documento plantea cinco escenarios para Europa en el año 2025. El primer escenario propone “seguir como hasta ahora”, centrándose en la aplicación y mejora de su actual programa de reformas. El segundo, implicaría que la Unión Europea vuelva a centrarse gradualmente en el “mercado único”, sin voluntad común para colaborar en ámbitos como la migración. El tercer escenario plantea una situación en la que “aquellos que desean hacer más, hagan más”. Esto implicaría que algunos Estados miembros hicieran más cosas en común y surgiere una o varias “coaliciones de voluntades” para colaborar en determinados ámbitos. El cuarto implicaría que la Unión Europea “hiciera menos, pero de forma más eficiente” y, por último, el quinto escenario plantea hacer “mucho más conjuntamente”, en todos los ámbitos políticos. “En Lisboa recibimos una conferencia en la que el ponente habló de forma genérica de cada uno de los escenarios planteados en los “Papeles blancos” y expuso su opinión, valorando ventajas y desventajas. Llegó a la conclusión de que el mejor escenario es el quinto, que opta por hacer mucho más conjuntamente, compartiendo más competencias, recursos y tomas de decisiones en todos los ámbitos; pero concluyó su intervención comentando que en definitiva, no hay suficiente presupuesto para que este quinto escenario sea una realidad en el futuro cercano”, informó Desirée Cortés.

Ese mismo día la delegación chestana asistió a otra conferencia a cargo del vicepresidente de la Asociación de Alumnos de la Facultad Técnica de Ingeniería, en la que se reflexionó sobre los logros y retos que presenta el programa Erasmus +. “Fue especialmente interesante para mi escuchar la experiencia de uno de los alumnos, que habló sobre el programa “Sport +”. En este programa los estudiantes no solo se movilizan con fines educativos, sino también con fines solidarios. Viajan a otro país para trabajar con personas con problemas de movilidad en el ámbito deportivo, es un programa sobre el que no había oído hablar antes y sería muy interesante que se planteara aquí”, aportó Cortés.

“En los talleres planteé que si realmente hubiera una intención de cambiar y de que el euroescepticismo desapareciera, sería fundamental empezar por el ámbito educativo. Hoy en día no se tiene un concepto desde la infancia de lo que es Europa realmente”, cuestionó Laura Cubí. Por su parte, Román Sáez, añadió que “un porcentaje muy grande gente joven no piensa en Europa y para combatir esto se debe empezar a hablar de Europa en las escuelas para que los y las jóvenes empiecen a tener una sensación de lo que es ser europeo” y destacó que actualmente “los y las jóvenes piensan en Europa tan solo en relación a temas como puede ser el programa Erasmus”.

Junto a Cheste, acudieron representantes de Alimos (Grecia), San Cassiano (Italia), Gharb (Malta), Novo Mesto (Eslovenia) e Iasi (Rumanía). Durante el encuentro en Lisboa, las delegaciones participantes también debatieron acerca de la futura implantación del voto electrónico, en vistas a implicar más a los y las jóvenes en las elecciones Europeas y en cuestiones de la Unión Europea en general. A pesar de las posibles ventajas que este método presenta, se planteó que también podía tener repercusiones negativas. “Llegamos todos y todas a la conclusión de que el voto electrónico te aliena de la sociedad, convirtiéndolo en un proceso individualista. Transmití a los y las asistentes que es importante que no se pierda el sentimiento festivo que hay en países como el nuestro en las jornadas de elecciones; desde mi punto de vista, es un día familiar de celebración y con el voto electrónico toda esta colectividad se perdería”, aportó Cortés. En esta línea, Llorente manifestó la posibilidad de que el sistema de voto electrónico perjudicara el debate previo a las elecciones. “También puede resultar preocupante que se elimine el debate que debería preceder al voto; ya que, mediante ese debate, al igual que ocurre en las asambleas, las personas aprenden unas de otras y se incentiva el intercambio de opiniones. Con las redes digitales las personas quedan a merced de los mensajes que transmiten los medios de comunicación”.

Para finalizar, y siguiendo la línea y el espíritu que plantean estos proyectos europeos, que persiguen el intercambios y las colaboraciones reales entre los países miembros, Laura Cubí expuso que mantuvo en Portugal una primera toma de contacto con la Asociación Musical de Sacavem, un barrio periférico de Lisboa, para plantearles una posible colaboración e intercambio con la Asociación Musical La Lira de Cheste. En la reunión que Cubí mantuvo con los representantes de la asociación, se concluyó que la mejor vía para hacer posible este intercambio sería un futuro hermanamiento con Cheste. “La asociación, que al igual que la nuestra es una asociación centenaria, cuenta con 50 músicos y músicas y tiene muchos puntos en común con nosotros. Tras la reunión, se mostraron muy ilusionados en colaborar y se acordó iniciar los trámites que podrían poner en marcha el hermanamiento. Este hermanamiento es muy positivo, ya que en el futuro podría abrir la puerta a intercambios y colaboraciones, no solo con la Asociación Musical La Lira sino con otras asociaciones chestanas que quieran participar. Además, se planteó el intercambio de partituras, ya que en la Asociación Musical de Sacavem tienen un completo archivo de partituras manuscritas de mucho valor”, explicó Cubí.

Para ver las noticias más destacadas de hoy, pincha aquí

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here