Cheste acoge una jornada para presentar las propuestas de mitigación y adaptación del Plan de Acción para el Clima y la Energía Sostenible

0
532
Cheste
Uno de los momentos de la jornada.

Cheste continúa avanzando en el Plan de Acción para el Clima y la Energía Sostenibles (PACES). El pasado viernes, 30 de agosto, se realizó una jornada de participación pública en la que, desde Ecoterrae, la consultora que trabaja junto al ayuntamiento de Cheste en la elaboración del PACES, se expuso la metodología y los datos recogidos para elaborar el Plan y se presentaron medidas de mitigación y adaptación propuestas para la localidad chestana.

El PACES integra la Iniciativa Europea de Mitigación del Cambio Climático y la de adaptación al mismo. Surge de la propuesta de 2008 del Pacto de los Alcaldes por la Energía Sostenible (PAES), donde se planteaba como objetivos de mitigación para 2020 la disminución de la emisión de gases de efecto invernadero (GEI) en un 20%, el aumento del 20% de la eficiencia energética y el aumento de las energías renovables, también en un 20%; y de los objetivos fijados desde “Mayors Adapt”, en 2014, para contribuir a una Unión Europea más resiliente, donde se enmarcaba el Pacto de Alcaldes y el apoyo local para mitigar el cambio climático.

Así, el PACES contempla reducir las emisiones de CO2 y otros GEI en un 40% para 2030 y aumentar un 27% tanto la eficiencia energética como el uso de energía procedente de fuentes renovables. Finalmente, la adhesión al pacto, implica compartir una visión europea de futuro para 2050, con un nivel cero de emisiones y la limitación del aumento de la temperatura a 1,5 grados.

Este Pacto, que suma 7.755 municipios firmantes de 53 países, está coordinado a nivel provincial por la Diputación de Valencia, desde donde se facilita la intervención de consultores que trabajan junto a los Ayuntamientos para desarrollar sus planes de acción. Cheste formalizó su adhesión en julio de 2016 y recientemente ha elaborado el inventario de emisiones de referencia con el que se realiza la evaluación de riesgos y vulnerabilidades derivados del cambio climático para establecer las medidas de mitigación y adaptación del plan. En este aspecto, la participación ciudadana en las jornadas es esencial, ya que los vecinos y vecinas pudieron ayudar a definir la visión a largo plazo que permitirá al municipio reducir los impactos del cambio climático y adaptarse a un futuro de energía sostenible.

Tras la sesión realizada el viernes, queda la siguiente fase, que contempla la redacción del Plan de Acción para el Clima y la Energía Sostenible para Cheste, “con el compromiso de que en 2030 se reduzca un 40% la emisión de GEI y haya un aumento de la resiliencia, tomando como referencia los valores de 2010”, tal y como apuntaba la consultora, Nuria Sánchez.

Medidas propuestas

Durante la sesión, se trató por separado el ámbito municipal y el no municipal, en base a los datos recopilados y a los riesgos climáticos de la zona en la que está ubicada Cheste: calor extremo, precipitaciones extremas, inundaciones, sequía e incendios forestales.

En cuanto a las propuestas de Ecoterrae para la mitigación o reducción y adaptación en el ámbito municipal, se centraron en la eficiencia energética en alumbrado público, equipamientos e instalaciones municipales y transporte público y municipal.

Se planteó la posibilidad de llevar a cabo auditorías energéticas en edificios municipales y, tal y como manifestaron tanto la técnica de Medio Ambiente del Ayuntamiento, Ana Miguel; como el concejal de Medio Ambiente, David Pujals.

“Desde el Ayuntamiento ya se ha hecho un diagnóstico energético para conocer los consumos de los edificios municipales, con datos recientes y más reales, que ha servido para poner sobre la mesa dónde hay mayor consumo de manera que podamos estudiar alternativas para reducirlo; aunque es un proceso largo y costoso a nivel económico”.

Así mismo, desde el Ayuntamiento informaron de que hay placas solares instaladas en edificios municipales, como la biblioteca y el retén de la Policía Local, y de que se están sustituyendo poco a poco las luminarias por LED en la vía pública. Por otra parte, en 2018 el Ayuntamiento instaló un punto de recarga para vehículos eléctricos, a través de una subvención de la Diputación y recientemente, en julio de 2019 se ha instalado el segundo punto en el parking del Mercado Municipal. “El Ayuntamiento dispondrá pronto de un vehículo eléctrico para usos municipales, que también hemos podido adquirir gracias a una subvención”, explicaba Escriche.

La consultora, además, propuso la realización de jornadas de concienciación y sensibilización para promover buenas prácticas relacionadas con la eficiencia energética en los edificios municipales y planteó otras propuestas, como la posibilidad de crear más espacios con sombra dentro del municipio o zonas peatonales; animando a la población a reducir el uso de vehículos a motor para hacer trayectos dentro del casco urbano.

Entre las medidas propuestas por Ecoterrae el ámbito doméstico figuraban el asesoramiento en materia de energía y cambio climático, a través de charlas, jornadas, ferias, conferencias o eventos similares, así como campañas de concienciación ciudadana. También se planteó el fomento de auditorías energéticas en el sector servicios.

Para ver las noticias más destacadas de hoy, pincha aquí

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here