Cabanyal Íntim cierra su función social y artística tras 11 años de singladura

0
376

Tras once años de recorrido ininterrumpido, el Festival Cabanyal Íntim cesa su andadura escénica y social debido a la imposibilidad de seguir adelante. “Desde la dirección del festival hemos tomado la difícil decisión de parar este año, al menos para esta próxima edición. La situación es insostenible y a pesar de todos los esfuerzos para salir de la precariedad la situación se ha vuelto insostenible”, asegura su directora Isabel Caballero.

La suma de las complicadas circunstancias económicas actuales, la incertidumbre de no saber antes de cada edición si se conceden ayudas de la Administración y el retraso en los pagos de éstas comprometen la viabilidad del festival y hacen complicada su continuidad. Una situación que ya ha sido denunciada públicamente por las asociaciones de artes escénicas valencianas en varias ocasiones.

‘La tormenta de nieve’. (Foto-Laura Requena).

Hijo de la crisis, el proyecto social y cultural Cabanyal Íntim nació en 2011 y fue pionero en la Comunidad Valenciana en llevar las artes escénicas a las casas particulares del barrio, muchas de ellas amenazadas por el plan de derribos del entonces Ayuntamiento de Valencia. En la intimidad de esos hogares, cada edición ofrecía una programación inédita de calidad, alejada del estándar comercial, cercana y accesible a la ciudadanía, con precios populares. Su objetivo fue dinamizar el antiguo barrio de pescadores, declarado Bien de Interés Cultural en 1993, con la implantación de una ruta teatral y performativa que atrajera a la ciudadanía y diera a conocer su patrimonio histórico a través de la peculiar arquitectura de sus casas, convertidas en espacios escénicos durante el festival.

Cabanyal Íntim ha seguido enriqueciendo, fortaleciendo y aportando identidad al barrio a través de los años y acompañando a sus vecinos en el cambio y la transformación que éste ha ido experimentando. Y todo ello, apoyando a la creación escénica y a las nuevas dramaturgias, principalmente valencianas, creando espacios para la cultura colectiva, crítica y reflexiva. Un referente indiscutible, con más de diez mil espectadores fidelizados, que hoy desaparece víctima de la situación actual y la falta de recursos. El faro del Cabanyal Íntim apaga hoy su luz escénica, lúdica y social. El tiempo dirá si volverá a encenderse.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí