Bioparc Valencia celebra el 25 aniversario de Calypso, el único saltarrocas que puede verse en Europa

0
1238

Calypso es uno de los animales más queridos y “mimados” en el parque pues, a la responsabilidad de albergar el único ejemplar de todo el continente, se suma su sorprendente longevidad. Para facilitar la visita de las familias, el parque ha lanzado una acción especial con la que todos los niños y niñas que lo deseen pueden solicitar gratis su primer regalo de Navidad, el Pase B! anual infantil de Bioparc

Bioparc ha sido testigo de una celebración muy especial, el 25 cumpleaños Calypso, el único saltarrocas que vive en Europa. Cabe decir que la esperanza de vida de esta desconocida especie rara vez supera los 20 años, por lo que llama especialmente la atención la vitalidad de Calypso para su avanzadísima edad. El equipo de cuidadores muestra un especial cariño por este animal y le brinda todas las atenciones para que goce del máximo bienestar, así que en tan destacada fecha no ha faltado la tarta con su comida favorita. El pastel estaba confeccionado con tres capas de los alimentos que más le gustan: naranja con su zumo, remolacha también con su jugo y la parte superior con su fruta preferida, el plátano, y diferentes tipos de vegetales, todo coronado con una vela de calabaza.

Uno de los principales objetivos de Bioparc es dar a conocer la rica biodiversidad de nuestro planeta y, especialmente, la necesidad de conservarla. La movilización de la sociedad es ahora urgente, pues la degradación del medioambiente y la denominada “sexta extinción masiva” ya son un hecho. En este sentido, acercar las especies más desconocidas es fundamental pues todas son importantes. Uno de estos casos es el saltarrocas (Oreotragus oreotragus), un precioso antílope africano que vive en las formaciones graníticas cercanas a la sabana y que en el parque valenciano tenemos el privilegio de contemplar en una fiel recreación de esos singulares kopjes rocosos. Incluido en la Lista Roja de la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza), en estos momentos como “Preocupación menor”, la pérdida de hábitat generalizado motiva la necesidad de prestar atención a su evolución.

Calypso nació en Frankfurt (Alemania) en 1996 y posteriormente fue trasladado a Amsterdam (Holanda), desde donde viajó a Bioparc Valencia en 2008, el año de la apertura. Puede verse fácilmente en el aviario, un destacado recinto multiespecie donde convive con damanes roqueros y multitud las aves. El equipo técnico desarrolló un protocolo particular para atender a este “querido anciano” que implica cuidados y un manejo diferente. Por un lado, revisiones veterinarias y tratamiento con esmero para las patas con la “pedicura” de sus uñas para que siga moviéndose con agilidad. Y, por otro, la limpieza diaria para evitar la obstrucción de una de las partes más sensibles, la glándula que tienen debajo del lagrimal por la que secretan un fluido con el que marcan el territorio.

Por otra parte, Bioparc mantiene su compromiso de favorecer el acceso a las familias en las condiciones económicas más ventajosas. Como ya es tradición, todos los niños y niñas de 4 a 12 años que lo deseen pueden solicitar gratuitamente su primer regalo de Navidad, el Pase B! anual infantil. Hasta el 6 de enero los padres, madres o tutores pueden realizar el trámite simplemente cumplimentando los datos en la web y así comenzar a disfrutar de uno de los mejores parques de animales del mundo desde ya y todo el próximo año 2022. Valorado en 38€, únicamente hay que abonar 3,5€ de gastos de gestión y 1€ destinado a los proyectos de conservación de la Fundación Bioparc. Además, para facilitar la operación a las familias, pueden solicitarse tantos pases como necesiten.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here