Bioparc Valencia amplía el grupo de mangabeys, especie en peligro de extinción

0
224

Una hembra de mangabey de coronilla blanca, una de las especies de primates africanos más amenazadas, se integra con éxito en el grupo de reproductor del parque valenciano dentro del programa internacional de conservación | Ya puede verse junto con los gorilas, ambos incluidos en la lista roja de especies en peligro de extinción, en uno de los característicos hábitats multiespecie de Bioparc que recrea las selvas tropicales

Proteger la rica biodiversidad de nuestro planeta implica actuar sobre multitud de especies que se encuentran en peligro de extinción y que en la mayoría de los casos son desconocidas para gran parte de las personas. Hoy en día sabemos que hay especies que desaparecen sin que todavía seamos conocedores de su existencia. Así la responsabilidad que se asume desde las instituciones conservacionistas supone intervenir tanto “in situ” en los hábitats de origen, como “ex situ” con programas internacionales de preservación (EEP) para garantizar su pervivencia.

Una de estas poco conocidas especies es el mangabey de coronilla blanca (Cercocebus atys lunulatus) y, en este caso, es noticia porque una hembra que llegó el pasado mes de noviembre desde el Zoo Botánico de Jerez, ha completado su periodo de adaptación en Bioparc Valencia. El compromiso con la preservación conlleva también llamar la atención sobre estas necesarias actuaciones y ahora Torcuata, de 5 años de edad, ya disfruta del amplio recinto exterior junto con el macho Vito y las hembras Juanita, Hope y Nasha. Su papel será clave con la integración en este importante grupo reproductor donde ya se han conseguido 4 nacimientos.

Bioparc Valencia recrea fielmente los bosques de África Ecuatorial y en uno de los característicos recintos multiespecie podemos contemplar a los gorilas macho con los mangabeys, también llamados “monos de la raya en el ojo”, por los particulares párpados blancos cuyos movimientos les permiten comunicarse y también utilizan vocalizaciones para informar de posibles peligros. En la naturaleza su distribución geográfica está restringida a la parte norte del golfo de Guinea en la costa occidental de África, una zona “caliente” por su biodiversidad donde la Fundación Bioparc colabora en un proyecto internacional para su conservación. Su pelaje de color marrón hace destacar sus miembros inferiores de color blanco y, de locomoción cuadrúpeda, pasan un 70% del tiempo en el suelo. Destacan igualmente sus poderosas mandíbulas que utilizan para partir las cáscaras de frutos secos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here