Benitatxell rescinde el contrato de arrendamiento con una empresa de antenas del Puig de la Llorença por “irregularidades”

0
946
Benitatxell
Antenas de Puig de la Llorença.

El equipo de gobierno de El Poble Nou de Benitatxell ha decidido rescindir el contrato de arrendamiento que desde hace 7 años mantenía con un particular.

El convenio, por el que el Ayuntamiento alquilaba una parcela municipal, vencía el pasado 31 de octubre y, tal y como explicó el alcalde en el pasado pleno ordinario, la determinación de no renovarlo se tomó tras advertir numerosas irregularidades.

“El primer contrato lo firmó el anterior alcalde, Josep Femenía, el año 2012. Fue entonces cuando se cometió la primera irregularidad administrativa grave al arrendar a dedo un bien patrimonial sin llevar a licitación el proceso. Después, las infracciones se fueron sucediendo”, aseguran fuentes municipales.

Tal y como apuntaba el documento en una de sus cláusulas, “el terreno arrendado está destinado a la colocación de equipos de telecomunicaciones, sin que la arrendataria pueda variarlo o ampliarlo […] No se podrá instalar en los mástiles existentes ninguna antena ni disco más de los que actualmente existen […] En el supuesto de la instalación de nuevas antenas o discos, sin la pertinente autorización, se considerará motivo de resolución contractual”. “En este sentido, no solo se incumplió este punto por parte del arrendatario, quien fue ampliando la instalación a lo largo de los años, sino que también subarrendó presuntamente las antenas a terceras empresas, práctica totalmente prohibida”, añaden las mismas fuentes.

“Asimismo, tampoco la administración local tiene constancia, ni documental ni fehaciente, de que se haya cumplido con los pagos acordados. El contrato establecía una facturación mensual dividida en dos partes: una monetaria y otra en especie, consistente en cuñas publicitarias institucionales del Ayuntamiento de Benitatxell difundidas en medios de comunicación comarcales. Este segundo método de pago en especie carecía de control alguno, por lo que no es verificable que se haya llevado a cabo”.

“No podemos seguir permitiendo este tipo de prácticas por su ilegalidad y porque manchan el buen nombre de esta administración y de nuestro municipio. Los terrenos de la cima del Puig de la Llorença deben ser regulados bajo la legalidad y la responsabilidad correspondiente, y este es el inicio de una nueva senda de gobierno responsable y honrado”, ha afirmado el alcalde, Miguel Ángel García. Además, el munícipe ha destacado la voluntad de recuperar este espacio de gran valor medioambiental y paisajístico para el disfrute de todos los vecinos y vecinas.

Para ver las noticias más destacadas de hoy, pincha aquí

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here