Benidorm ultima el borrador del Plan Global de Seguridad Vial con 12 medidas para reducir la accidentalidad

0
574
Medidas para reducir la accidentalidad.

El ayuntamiento de Benidorm ya dispone del borrador del Plan Global de Seguridad Vial, documento encaminado a “reducir la accidentalidad” en la ciudad y en el que se plasman las acciones a desarrollar para lograr ese objetivo, según ha informado el concejal de Movilidad, José Ramón González de Zárate.

Este borrador se trasladó a los miembros del Consejo Asesor de Movilidad, que disponen de un plazo de 15 días para hacer sus aportaciones al documento, que posteriormente deberá ser aprobado en pleno.

De Zárate ha indicado que con la elaboración de este borrador “Benidorm es pionero y uno de los pocos ayuntamientos” que ya ha alcanzado esta fase de tramitación del Plan Global de Seguridad Vial, del que deberán disponer todos los municipios de más de 50.000 habitantes en un plazo máximo de tres años. “La intención del gobierno local –ha añadido- es poder llevar el documento al pleno lo antes posible, para empezar a desarrollar las medidas recogidas en el Plan”.

El borrador del Plan recoge 12 medidas, cada una de ellas con un plazo de implantación que oscila entre uno y cinco años. A la hora de establecer estas medidas, el equipo redactor ha diagnosticado cuáles son los problemas que existen en Benidorm relacionados con la accidentalidad vial y sus causas. Para ello, “se han estudiado todos los accidentes de tráfico registrados en la ciudad en los últimos dos años”, y “se han recopilado los indicadores de movilidad y las acciones de seguridad vial adoptadas hasta ahora”.

La primera de las acciones es la elaboración de un Plan de Mejora de los viales con mayor accidentabilidad, en el que se fijen las actuaciones necesarias para reducir esos índices. La segunda es la mejora del diseño urbano en las intersecciones con riesgo de accidente que ya están identificadas. Asimismo, se plantea revisar de forma regular el estado de la calzada y señalización de toda la ciudad; implementar elementos tecnológicos para el cumplimiento de las normas de tráfico como cámaras de control o radares; y adaptar todos los pasos peatonales semaforizados para personas con movilidad reducida.

Otras medidas son la implementación efectiva del Plan de Accesibilidad Universal; extender la educación vial a la comunidad educativa y al colectivo de mayores; crear un órgano responsable de seguridad vial en el Ayuntamiento y una base de datos actualizada que contenga toda la información sobre accidentabilidad; redactar un Plan de Seguridad Vial Anual, “actualizado año a año en función de las necesidades y problemáticas”; y crear una bolsa de horas para que la Policía Local atienda prioridades específicas de seguridad vial.

De Zárate ha señalado que una vez aprobado el Plan, y según la legislación estatal, “la corporación está obligada a que las acciones recogidas en el documento tienen que ser efectivas y realizarse en el tiempo fijado”. Por tanto, en los presupuestos anuales deberá incluirse inversión para la ejecución de estas acciones.

A este respecto, ha aclarado que “hay algunas acciones en las que ya estamos actuando, como por ejemplo en la adopción de medidas para mejorar la seguridad en las vías con mayor accidentalidad en 2016 y 2017, entre las que se encontraba la avenida Alfonso Puchades”. Concretamente en esta vía, se ha minorado el tamaño de los carriles, se han instalado reductores de velocidad y se han sincronizado los semáforos, “pacificando el tráfico”. «Esto ha supuesto que los siniestros registrados en esta avenida desde la implantación de estas medidas sean de menor alcance y gravedad».

Para ver las noticias más destacadas de hoy, pincha aquí

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here