Albal limitará los accesos y reforzará la vigilancia policial para frenar los robos en la urbanización Santa Anna 

    0
    1888

    El consistorio se compromete también a instalar cámaras de vigilancia, tras los 8 robos ocurridos en menos de 3 meses.

    El Ayuntamiento de Albal tuvo conocimiento por parte de los residentes de la urbanización Santa Ana de un total de 8 de robos en sus viviendas en los últimos 3 meses. A través de un escrito por registro de entrada comunicaron estos hechos al alcalde Ramón Marí a través del cual exigían medidas para «combatir estos actos en la zona ubicada en las afueras de la localidad».

    El pasado martes, el edil convocó una reunión de carácter urgente, donde estuvo acompañado del Intendente de la Policía Local, Manuel Ocaña y del teniente de la Guardia Civil Alfafar-Catarroja, Óscar Arenas, que coincidieron en pedir “colaboración ciudadana” para «disuadir la delincuencia».

    El mandatario se comprometió ante los 50 residentes que acudieron a implantar una serie de medidas para paliar esta «falta de seguridad», entre ellas anunció que se limitarán algunos de los múltiples accesos que tiene este barrio en expansión, se ha comenzado a reforzar vigilancia policial y esta próxima semana se instalarán cámaras de video vigilancia.

    Desde el pasado 15 de mayo, la Policía Local está realizando controles policiales en los accesos y se ha reforzado la vigilancia aumentando los patrullajes durante las 24 horas del día. Son 45 los vehículos a los que se ha dado el alto desde la mencionada fecha, a algunos de ellos se les ha levantado acta administrativa por dar positivo en consumo de estupefacientes o no haber pasado la ITV. “Disuadir a los ladrones es el objetivo”, en palabras del Intendente Manuel Ocaña que esta mañana participaba en las labores de vigilancia junto a otras tres patrullas de la Policía Local.

    Nuevos temas: Uso del bosque Mediterráneo

    La reunión con los vecinos no solo sirvió para abordar los problemas de seguridad tras la oleada de robos, sino también para tratar otras peticiones de esta asociación de residentes como es la utilización de las aulas del Bosque Mediterráneo como sede de sus reuniones. Ramón Marí se comprometió a estudiar esta propuesta, que considera a priori viable “porque se quiere ir dotando este espacio de contenido de forma ordenada”.

    La asociación de vecinos agradece las medidas que va implantar el ayuntamiento para mejorar la seguridad y las deficiencias de la urbanización. Esperan que se logre acabar con esta oleada de robos, que se están investigando actualmente.

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí