Alaquàs da a conocer la historia de dos jóvenes que han conseguido una parcela en la Red de Huertos Urbanos 


0
1570
Maika León Santos y Ferran Rodríguez Lino

Maika León Santos y Ferran Rodríguez Lino son los jóvenes de Alaquàs que desde el pasado mes de marzo adjudicatarios de dos parcelas de la Red de Huertos Urbanos del Ayuntamiento de Alaquàs.

Este jueves 12 de agosto se celebra el Día Internacional de la Juventud, una fecha importante promovida por la Asamblea General de las Naciones Unidas con el objetivo de promover el papel de la juventud y su participación y crear conciencia sobre los desafíos y problemas a los que se enfrentan.

Este año, bajo el lema “Transformar los sistemas alimentarios: Innovación juvenil para la salud humana y planetaria”, se pretende llamar la atención sobre la necesidad del desarrollo de sistemas alimentarios más equitativos y resilientes que integran la biodiversidad y conciencian la población sobre la importancia de la soberanía alimentaria y la educación en este sentido.

Por este motivo, hemos querido conocer la experiencia de dos personas jóvenes que recientemente han conseguido una parcela en la Red de Huertos Urbanos de Alaquàs, Maika León Santos y Ferran Rodríguez Lino.

Para los dos, tener un huerto y cultivar tus propios alimentos ha sido siempre una práctica atractiva. “Yo llevaba un tiempo parada y siempre me había llamado mucho la atención cultivar la tierra y obtener tus propios alimentos”, aseguró Maika. Ferran, en su caso, indicó que “llevaba 3 o 4 años esperando esta oportunidad. Siempre me ha gustado cuidar el huerto y de hecho ya lo había hecho en otras parcelas”.

La oportunidad que les ha brindado el Ayuntamiento de Alaquàs con esta iniciativa es tanto para Maika como para Ferran muy positiva. “No todo el mundo tiene la posibilidad de tener un terreno y poder cultivar sus alimentos. El hecho que el Ayuntamiento promocione este proyecto y facilite a la ciudadanía su acercamiento al medio ambiente y al huerto es muy positivo”, destacó Maika. Ferran añadió además que es importante “principalmente para las personas que disponen de tiempo libre porque es una manera de ayudarles a cultivar sus verduras y frutas”.

Tanto para Ferran como para Maika, tener un huerto tiene grandes ventajas. “Es una manera de desconectar de la rutina diaria y de comer verduras y frutas que sabes de donde vienen y que llevan”, alegaba Ferran. Maika insistía además en la importancia “de volver a nuestras raíces, en la base de todo, a conocer el proceso del cultivo y saber que comes alimentos saludables libres de productos químicos que garantizan el respeto al medio ambiente”.

Obtener el derecho de uso de una parcela te facilita además el aprendizaje de todo un mundo para descubrir, en línea con el lema de la campaña promovida para celebrar este año el Día Internacional de la Juventud. “Es un aprendizaje muy válido para nuestra salud principalmente porque comemos productos que no son saludables. Además, es muy bonito llevar a casa tus alimentos, compartiéndolos con la familia y las amistades”, indicaba Maika. Ferran insistía también en qué “es necesario educar en casa y generar sistemas sostenibles de alimentación”.

Otra ventaja para Maika y Ferran es el sabor del alimento y el ahorro que supone. “Los tomates que acabo de cosechar están buenísimas y además, no tengo que gastar dinero en su compra”, insistía Maika. “No vayamos a salir de pobres pero sobre todo en esta época del año te ahorras un dinero en verduras, frutas y hortalizas”, detallaba Ferran.

Una experiencia muy positiva para los dos que solo tiene ventajas. Por eso, animan la juventud a moverse en esta línea. “Es cierto que cada día más se valora mejor lo que comemos y el trabajo de tener un huerto propio, así que animaría a la gente joven a continuar compartiendo iniciativas como estas”, afirmó Maika. “Quien quiera está invitado a ayudarme en el huerto y conocer cómo funciona”, concluyo el otro joven.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here