Admiten a trámite la demanda contra el ex concejal de Hacienda del PP de Chiva por la liquidación de una empresa pública

0
1739
Ayuntamiento de Chiva.

Un juzgado número 1 de Requena ha admitido a trámite la demanda que interpuso el Ayuntamiento de Chiva, contra el liquidador de Suma Chiva SA, el ex edil del PP David Soldevila, una empresa pública investigada por presunta corrupción y creada bajo el mandato del anterior alcalde del PP, José Manuel Haro, según ha publicado hoy eldiario.es.

El exalcalde del PP, José Manuel Haro; el exconcejal de Urbanismo, Marcos Navarro Gil, y el exgerente de la empresa pública Pascual Navarro Giner, figuran como investigados por los presuntos delitos de prevaricación, falsedad y malversación de caudales públicos en una causa penal que se sigue en el Juzgado número 4 de Requena tras una denuncia de Izquierda Unida.

La fiscal de delitos económicos se querelló contra los tres antiguos ediles del PP en Chiva, a los que acusa de haberse puesto de acuerdo con el ánimo de lucrarse.

Además, en paralelo a la denuncia IU el Ayuntamiento de Chiva, gobernado por Compromís y Más, Vinchi e Izquierda Unida, presentó una demanda de responsabilidad individual por incumplimiento de los deberes como liquidador de la empresa pública contra David Soldevila, exconcejal de Hacienda del equipo de gobierno del PP.

Según la denuncia, Soldevila no aportó la documentación sobre la liquidación de la empresa pública cuando se lo requirió el nuevo equipo de gobierno.

Suma Chiva SA, según la demanda, “no factura nada” en 2014 pero en el apartado de variación de existencias de la empresa aparecen 52.000 euros. El 2 de junio del 2014, la cuenta bancaria de Suma Chiva SA tenía un saldo bancario de 52.389,42 euros. El 31 de diciembre de ese año el saldo era de cero euros. “El Ayuntamiento de Chiva desconoce el final de dicho saldo existente en el mes de junio del 2014”, se asegura en el escrito de la demanda.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR  'Aulas de cultura' de Chiva acerca el arte a los centros educativos

Una vez cesada la actividad de la empresa el 31 de marzo del 2014, cuando Soldevila ya había sido nombrado liquidador, se produce un ingreso de 76.980 euros. De esa cantidad, 53.240 euros provienen de una transferencia abonada a la empresa pública por el propio Ayuntamiento de Chiva y otra transferencia de 23.740 euros corresponde a constructora ubicada en Yátova.

Teniendo en cuenta que la empresa pública no tenía actividad alguna, “es imposible que en diciembre de 2014 no tenga ingresado nada en la cuenta bancaria”, denuncia el actual equipo de gobierno, que considera que el exconcejal del PP “no ha cumplido con sus obligaciones como liquidador de la entidad mercantil pública” y que, por tanto, debe rectificarse la liquidación que presentó.

La demanda solicita la condena del liquidador como responsable por dolo, culpa y negligencia grave del daño ocasionado al consistorio y pide una indemnización por daños y perjuicios igual al saldo desaparecido.

 

Nuevo liquidador

La empresa pública, sin actividad desde 2014, tiene un nuevo liquidar, el actual alcalde, Emilio Morales. El pleno del consistorio de Chiva aprobó en el pleno del mes de septiembre la liquidación de la mercantil.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here