Acuden a sofocar un incendio en una finca de Monòver y descubren una plantación de marihuana

0
3182

Mientras comprobaban el estado del inmueble los agentes hallaron un cultivo indoor con 255 plantas de marihuana | El incendio se originó cuando el presunto autor trataba de deshacerse de restos de otras plantas

La Guardia Civil ha detenido a un hombre por cultivar marihuana en una vivienda de Monòver. Los agentes acudieron al domicilio, junto a la Policía Local, los bomberos y el servicio sanitario, avisados por los vecinos de que un incendio en la parcela se propagaba a toda velocidad.

La tarde del pasado 3 de agosto, agentes de la Guardia Civil de Novelda acudieron, junto a la Policía Local de Monòver y demás servicios de emergencias, a un incendio originado en un chalé de esta última localidad, que se había extendido hacia el exterior, por lo que los vecinos avisaron a los bomberos, que acudieron a sofocarlo. El incendio se había producido en la parte trasera de la vivienda, se había extendido prendiendo los cipreses que recorrían el perímetro del chalé, y se dirigía al exterior hacia las viviendas contiguas.

Una vez controlado el fuego por los bomberos, los agentes entraron a la vivienda para comprobar que no quedara ninguna persona en peligro, ni que hubiera dentro otro foco, mientras el morador de la vivienda localizado hasta el momento estaba siendo atendido por el servicio sanitario por una inhalación de humo. Cuál fue la sorpresa de los agentes que al entrar a la casa hallaron una plantación de marihuana.

Tras solicitar la pertinente autorización judicial, el Área de Investigación del Puesto de la Guardia Civil de Sax, realizó una entrada y un exhaustivo registro de la vivienda, interviniendo 255 plantas de marihuana, distribuidas en dos sofisticadas plantaciones en el interior de dos estancias, perfectamente acondicionadas para el cultivo ilegal a gran escala. La vivienda, una casa unifamiliar de dos plantas bastante lujosa, que cuenta con una parcela arbolada de grandes dimensiones, piscina privada y hasta un campo de fútbol sala, estaba destinada exclusivamente al cultivo ilegal. Los agentes sospechan que el incendio se originó cuando el morador trataba de deshacerse de restos de otras plantas de marihuana, quemándolas en el jardín en la parte de atrás de la finca.

Durante el registro, la Guardia Civil ha intervenido, además de las plantas, tres teléfonos móviles dados de alta y en funcionamiento, con los que el autor se comunicaba sin ser descubierto, y un revolver municionado de curso ilegal.

El morador de la vivienda incendiada, un hombre de 29 años de nacionalidad polaca, que vivía de alquiler, ha sido detenido por un delito de cultivo de marihuana, otro de tenencia ilícita de armas, y otro de defraudación de fluido eléctrico. Ha sido puesto a disposición del Juzgado de Instrucción número 3 de Novelda, que ha decretado su ingreso en prisión.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí