El 5G aportará el salto cualitativo necesario para que la industria valenciana aterrice en la era 4.0

0
1250

La próxima llegada de la tecnología 5G permitirá, según el Jefe de Desarrollo de Producto de AIDIMME, Luis Marín, que el sector industrial implemente de manera segura y masiva las herramientas digitales que la sitúen en la era 4.0: IoT (internet de las cosas), robótica colaborativa, la realidad aumentada y la realidad virtual y los llamados gemelos digitales.

Así lo ha reconocido Marín en la ponencia central de la segunda jornada del Tour Territorio Digital organizado por Cámara de Comercio y Diputación de Valencia, con la colaboración de Comarcal CV, y que se ha centrado en el sector industrial.

La semana pasada dio comienzo este tour cuyo objetivo es ofrecer a las pymes y autónomos de la provincia de Valencia los conocimientos y herramientas necesarias para ayudarles en su transformación digital. La primera jornada se centró en el sector turístico y, este miércoles 14 de octubre, el programa de ponencias y talleres ha girado en torno al sector industrial.

Luis Marín ha sido el encargado de ofrecer la ponencia central sobre tendencias digitales en la industria y casos de éxito. La transformación digital en la industria engloba muchas tecnologías habilitadoras algunas de las cuales están implantadas desde hace años con mayor o menor impronta según los sectores como pueden la robótica o la fabricación aditiva pero hay una serie de tecnologías que son tendencia y que aún no se han aplicado de manera masiva, entre otras cuestiones, por la falta de sistemas garantistas en cuanto a comunicaciones y seguridad. Una carencia que se superará, según Luis Marín, de forma abrumadora con la llegada del 5G.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR  Mislata distribuirá entre los ciudadanos 250.000 euros en forma de cheques para ayudar al comercio local

Entre esas tendencias, el jefe de Desarrollo de AIDIMME ha destacado el IoT o internet de las cosas, la robótica colaborativa, la realidad aumentada y virtual y los gemelos digitales. En todos los casos, ha dicho, el dato va a ser el rey. Una característica especialmente relevante en el internet de las cosas donde de lo que se trata es de incorporar sensores que capturen los datos de uso de cualquier proceso industrial o herramienta para después analizarlos y tomar decisiones que mejoren los servicios de atención al cliente o los servicios técnicos, por ejemplo.

Los cobots o la robótica colaborativa es otra de las tendencias que van a llegar con más fuerza en los próximos años a la industria. Se trata de robots de tamaño pequeño o medio programados para que colaboren estrechamente con las personas liberándolas de tareas tediosas y repetitivas que no aportan valor añadido al proceso. Esta tecnología está obteniendo muy buenos resultados en procesos, por ejemplo, como el lijado y pulido de piezas.

 

Simulaciones para aprender sin riesgo

Una de las aplicaciones más llamativas y útiles en cuanto a su impacto positivo en el ahorro de costes de cualquier proceso industrial es el uso de la realidad aumentada, la realidad virtual o los llamados gemelos digitales.

En el caso de las dos primeras, hablamos de tecnologías que permiten, por ejemplo, formar a los trabajadores en situaciones de averías graves generando una simulación y sus consecuencias, para que puedan practicar en equipos ‘virtuales’ y abordar con mejores garantías una situación real cuando llegue el momento.

La realidad aumentada o realidad virtual también permite comprobar cómo ‘encajan’ productos, piezas o herramientas simuladas en un entorno real. Esto permite a las empresas minimizar el riesgo de inversión a la hora de fabricar prototipos o modificar sus máquinas o cadenas de montaje.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR  Caixa Ontinyent ofereix ajornaments de fins a 12 mesos en el pagament de préstecs dels seus clients afectats per la crisi del coronavirus

En ese mismo sentido actúa la tecnología de los llamados gemelos virtuales. Con ella se pueden replicar procesos completos, instalaciones, maquinaria… cualquier elemento del proceso industrial que necesitemos estudiar. Así, se puede experimentar sin riesgos en el gemelo virtual, aplicando todas las variables que deseemos sin comprometer la seguridad o productividad del ‘gemelo real’ y, por tanto, de la propia empresa.

Todas estas tecnologías forman parte de una transformación digital que ya no tiene vuelta atrás y que se ha visto acelerada por la crisis sanitaria generada por la Covid-19. Una digitalización a la que las empresas industriales valencianas tienen que aferrarse para no perder competitividad en el mercado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here