Riba-roja denuncia que los alumnos del CEIP Camp de Túria soporten temperaturas de hasta 33 grados en las aulas

0
444

[Img #25403]La dirección el centro y los padres y las madres de los alumnos han puesto desde hace años esta problemática en conocimiento del ayuntamiento sin que desde entonces se haya realizado ninguna acción al respecto.  

La ausencia de un sistema de refrigeración en las aulas provoca elevadas temperaturas en su interior hasta el punto que en determinados periodos de tiempo como los meses de abril y mayo han llegado a registrarse 32 grados por las mañanas e incluso 33 por las tardes. Cabe recordar las recomendaciones de los médicos de que las temperaturas no rebasen en ningún caso los 27 grados. 

Un registro de las temperaturas realizados en las aulas de Infantil y Primaria del colegio público constatan el peligro que sufren a diario buena parte de sus alumnos por la ausencia de aires acondicionados en sus aulas a pesar de que estas instalaciones se inauguraron en el año 2007, con un montante superior a los 4 millones de euros y cuyo proyecto corrió a cargo de la empresa pública Ciegsa, creada por el Partido Popular y entre cuyos “logros” cabe destacar sobrecostes de hasta 1.000 millones de euros. 

 

Un estudio revela las deficiencias

El estudio elaborado durante los pasados meses de abril y mayo en este centro revela, además, las deficiencias detectadas ya que a la falta de aire acondicionado en sus aulas se suma la ausencia de zonas de sombra en algunas áreas del colegio como el patio central del colegio donde en el mes de abril se alcanzaron 35 y 36 grados a las once de la mañana, los 42 y 43 grados del mes de mayo o los 44 registrados a las tres de la tarde del mismo mes. 

El aula de música del colegio Camp de Túria es otra de las estancias donde las altas temperaturas se notan con mayor intensidad, con los 28 grados registrados a las once de la mañana de algunos días de abril o los 29 a las tres de la tarde. El gimnasio también sufre estos problemas como los 28 y 29 grados que se registraron en determinadas jornadas del pasado mes de mayo.

El equipo de gobierno de Riba-roja ha lamentado la política educativa que llevó a cabo el Partido Popular al frente de la Generalitat y del Ayuntamiento ya que durante más de 10 años los alumnos de este colegio tuvieron que asistir a clase en barracones “incómodos e inadecuados” hasta que entró en funcionamiento el actual centro educativo en el año 2007.    

El consistorio ha anunciado que exigirá a la conselleria de  Educación la rápida instalación de aires acondicionados en el interior de las aulas para mitigar las altas temperaturas que se registran en los periodos de mayor calor al tiempo que se ha comprometido a iniciar un proyecto para crear zonas de sombra en el patio central del colegio ya que actualmente sufre una ausencia total de árboles que ayuden a soportar mejor el calor.  

El concejal de Educación, Miquel Castillo, ha lamentado la gestión “tan deficiente y caótica que en materia educativa realizó durante aquellos años la actual portavoz municipal del PP Maria José Ruiz y que dejó absolutamente a nuestros alumnos que ahora deben sufrir en primera persona el derroche, el despilfarro y los sobrecostes de una empresa pública creada, principalmente, para el expolio de las arcas públicas”.    

 

Para ver las noticias más destacadas de hoy, pincha aquí