Una multinacional italiana instala en Riba-roja un centro logístico para exportar aceite y vino a Europa

0
291

La situación estratégica del polígono, sus buenas comunicaciones por carretera, la cercanía al puerto de Valencia, al aeropuerto y las facilidades recibidas por el Ayuntamiento para instalarse han sido los tres principales ejes que han llevado a la multinacional a fijar Riba-roja como enclave para operar con sus clientes y abastecer de aceite, vino y zumos, su línea de producción, a los principales operadores europeos. 

El propósito de los responsables de la multinacional es levantar próximamente la nave logística en el Mas de Baló para lo que tiene previsto contratar a empresas constructoras de Riba-roja de Túria, proveedores de la localidad y a medio plazo la contratación de más de 20 personas del municipio para trabajar en las instalaciones situadas junto a la autovía nacional III. 

La empresa se dedica a la compra de materia prima en determinadas zonas de las comunidades autónomas de Andalucía y Castilla la Mancha y, con la futura nave de Riba-roja de Túria se permitirá un ágil y rápido traslado a sus clientes en los principales países europeos ya que, según han manifestado los dueños de la multinacional, la localidad de Riba-roja «es el mejor enclave del sur de Europa para ubicar unas instalaciones de estas características técnicas y estratégicas». 

 

Acuerdo entre el Ayuntamiento y la multinacional a través de la AMIDE

El acuerdo entre el ayuntamiento de Riba-roja y la multinacional ha sido posible gracias a la labor de intermediación y ayuda empresarial del nuevo organismo público, dependiente del consistorio, denominado AMIDE (Agencia Municipal de Inversiones y Dinamización empresarial) que ha entrado hace poco más de un mes en la localidad en la que la se realiza un tarea de intermediación y asesoramiento con las empresas instaladas en los numerosos polígonos.    

La nueva fiscalidad y las facilidades introducidas por el actual gobierno de Riba-roja en materia de impuestos, en el año que lleva al frente de la gestión del consistorio, han sido dos de los alicientes que han hallado los responsables de la multinacional a la hora de elegir el enclave del Mas de Baló frente a otras propuestas y ofertas por parte de otras localidades valencianas para implantar su centro de operaciones logísticas.

El impuesto de transmisión mecánica (ITVM) de los vehículos entre 3.000 y 10.000 kilos de carga -categoría muy numerosa en el global del parque automovilístico- ha pasado de unas cifras que oscilaban entre los 210 y los 250 euros, respetivamente, a 118 y 148 euros, con la entrada en vigor de la reforma impositiva auspiciada por el actual gobierno municipal. Además, el impuesto de bienes inmuebles (IBI) se ha reducido en un 4’84% al pasar de 0’62 a 0’59 y el impuesto de construcciones, instalaciones y obras (ICIO) ha pasado del 3 al 2’5%. 

El alcalde de Riba-roja de Túria, Robert Raga, ha asegurado que la llegada de esta nueva empresa «certifica el trabajo y la labor que el equipo de gobierno municipal viene desarrollando con gran dedicación y esfuerzo a lo largo del último año, con una potenciación de las políticas que sirvan para incentivar la instalación de empresas en nuestra localidad y, por tanto, la creación de puestos de trabajo».  

 

Para ver las noticias más destacadas de hoy, pincha aquí