El 80% de los escolares reconoce haber bebido alguna vez

0
390

[Img #22042]Así se recoge en la Encuesta sobre Uso de Drogas en Estudiantes de Enseñanza Secundaria (Estudes) 2014/15, según ha informado hoy, en rueda de prensa, el delegado del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, Francisco de Asís Babín, con motivo de su participación en las XLIII jornadas nacionales de Socidrogalcohol, que se celebran desde ayer y hasta mañana en Alicante.
Esta encuesta, realizada por la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, analiza el consumo de dieciocho sustancias psicoactivas y confirma que el alcohol y el tabaco, seguidos del cannabis, continúan siendo las drogas más consumidas por los estudiantes españoles.
Bajan las borracheras, aunque dos de cada diez alumnos se han emborrachado alguna vez en el último mes y tres de cada diez tiene un consumo de riesgo los fines de semana.
Respecto al tabaco, desciende su consumo un 60 % en los últimos diez años, pero en el último año 137.000 escolares empezaron a fumar.
El 49,7 % de los escolares vive en hogares donde se fuma diariamente, dato que antes era de alrededor del 68,2 %, ha resaltado Badín, quien, por otra parte, ha advertido de la banalización sobre el consumo del cannabis.
En la misma comparecencia informativa, el psiquiatra del Hospital Sant Pau de Barcelona y miembro de la junta de Socidroalcohol, Josep Guardia, ha explicado que el alcoholismo es una “enfermedad frecuente, que suele estar asociada a otros trastornos médicos, psiquiátricos y adictivos, que produce una importante discapacidad y que no suele recibir tratamiento especializado”.
Guardia ha afirmado que el alcoholismo es una “enfermedad aditiva” y que los alcohólicos son “más discriminados” que “cualquier otro trastorno mental y que cualquier otra persona que sufre adicción a las drogas”.
“Además, los familiares que conviven con el enfermo alcohólico también enferman, porque sufren más trastornos psicosomáticos, psiquiátricos y adictivos”, ha revelado.
Según este experto, el alcoholismo es “una enfermedad poco comprendida y poco compadecida. Ni se comprende al enfermo, ni tampoco el sufrimiento de las personas que conviven con él”, ha sentenciado.
Guardia ha asegurado que los tratamientos contra el alcoholismo, tanto psicoterapéuticos como farmacológicos, son “eficaces” científicamente y ha añadido que se trata de una enfermedad progresiva, por lo que cuanto antes se someta un alcohólico a un tratamiento, más posibilidades tiene de poderse recuperar.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR  Aldaia se convierte en el centro de referencia del área para tratamientos de fototerapia