La Policía detiene a un joven por robar más de 100 contadores de agua en viviendas

0
376

[Img #21640]Agentes de la Policía Nacional han detenido en Valencia a un joven de 25 años, como presunto autor de un delito de robo con  fuerza, tras sustraer más de 100 contadores de agua del interior de unos 63 cuartos de contadores de fincas de los distritos de Trànsits, Marítim y Exposició de Valencia. Los daños ocasionados ascendían a unos 30.000 euros.

Las investigaciones se iniciaron a mediados de junio del año pasado, al tener conocimiento los policías de una serie de robos en los cuartos de contadores de fincas de los distritos de Trànsits, Marítim y Exposició de Valencia con el mismo modus operandi.

Durante las investigaciones, los agentes averiguaron  que el sospechoso accedía al interior de los patios y con una llave metálica, con forma de triángulo en su extremo, abría la puerta de los cuartos de contadores de agua, y una vez dentro arrancaba las tuberías y los contadores.

Continuando con las investigaciones, los policías averiguaron que el sospechoso había vendido material de cobre en una chatarrería de Valencia, que quedó intervenido, y que procedía de un cuarto de contadores de electricidad de una finca de Valencia en la que se había producido un robo la noche anterior.

Los agentes averiguaron que el sospechoso al parecer robaba en los cuartos de contadores por la noche y se quedaba a dormir en su interior y a primera hora de la mañana salía y se iba a vender lo que había sustraído.

Como consecuencia de las investigaciones, los policías averiguaron la identidad del sospechoso y establecieron un dispositivo de vigilancia y en el transcurso del mismo fue localizado en una calle de Valencia donde fue detenido como presunto autor del robo con fuerza en 63 cuartos de contadores de fincas de Valencia. En el momento de su detención portaba consigo una llave triangular de acceso a los mismos y un destornillador.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR  Bellreguard regula el contracte de recollida del fem després de 36 anys

Finalmente, los agentes averiguaron que el ahora detenido habría vendido en cuatro chatarrerías diferentes unos 210 kilos de cobre percibiendo 651 euros.

El detenido, con numerosos antecedentes policiales, pasó a disposición judicial.