Agramunt y Barberá critican la cesión de senadores socialistas para formar grupo propio en el parlamento

0
314

[Img #20828]El cabeza de lista al Senado por Valencia, Pedro Agramunt, ha exigido este martes al president de la Generalitat, Ximo Puig, “explicaciones, que no ha dado todavía, por la cesión del senador de Castellón Josep Lluís Grau a ERC”, lo que le ha parecido “doblemente escandaloso porque detrás de la cesión de senadores de la Comunitat Valenciana y de Baleares subyace la idea de los Países Catalanes”.

“El presidente Puig –ha añadido– debe decir si está de acuerdo o no con la contribución de los socialistas a  la formación de un grupo propio de los Países Catalanes en el Senado”.

Agramunt se ha manifestado en estos términos durante larueda de prensa que ha ofrecido esta mañana junto a las senadoras populares Rita Barberá, Susana Camarero y Marta Torrado, para valorar el  arranque de legislatura y la constitución de los grupos políticos en el Senado.

En opinión de Agramunt, Democràcia i Llibertat y ERC “podrían haberse unido al igual que hicieron en las elecciones en Cataluña para formar grupo propio con los ocho senadores de cada uno y no  haber tenido que sumar ninguno procedente del PSPV”.

El senador valenciano del PP ha expresado su recelo de que Pedro Sánchez esté alcanzando “acuerdos bajo la mesa” con esos partidos “para facilitarles 260.000 euros que por ley les corresponde, asistencia a la junta de portavoces e intervenciones en los proyectos y proposiciones de ley”.

En esa línea ha acusado también a la portavoz de Compromís, Mónica Oltra, de “mendigar escaños a los socialistas para poder ser más miembros y formar grupo propio” en algo con lo que no se pueden hacer “bromas ni cortesías”.

Finalmente, Agramunt ha indicado que España lo que necesita “es un gran acuerdo con aquellos que piensan igual que el PP sobre la unidad de España, la soberanía nacional y la igualdad de los españoles, frente a aquellos que quieren romper España y aspiran a la independencia  de una parte”.

Por su parte, la senadora por Valencia, Rita Barberá, ha acusado al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, de “querer corregir en los despachos lo que las urnas no le han dado. No es no. Usted no ha ganado las elecciones y es el momento de trabajar por España y no por su interés particular”.

Barberá ha afirmado que las acciones de los socialistas constituyen “fraude de  ley” y son más propias “de las dictaduras que de gobiernos  democrático”.