La bodega requenense Pago de Tharsys lanza dos nuevos vinos con un etiquetado innovador

0
386

El fin social de las etiquetas es claro. Por un lado, son un homenaje a Valencia y, por otro, un reconocimiento también a todas y cada una de las personas anónimas que trabajan en la calle y que hacen especial la ciudad con su arte.

De esta combinación han nacido los dos vinos bajo la marca Tharsys City, un blanco 100 % Macabeo, cosecha 2014, fermentado en barrica, y un tinto de 50 % Merlot, 25 % Bobal y 25 % Tempranillo, igualmente de 2014 y madurado también en barrica. El blanco reproduce en su etiqueta la Plaza del Doctor Collado y el tinto el conjunto que conforman el Mercado Central y la Iglesia de los Santos Juanes.

La directora de Pago de Tharsys, Ana Suria, ha destacado en la presentación la alta calidad de los nuevos vinos y sobre todo su aspecto social. “Valencia tiene que destacarse no solo por la calidad de sus vinos y cavas sino también por ser una ciudad tolerante, moderna, sostenible y sobre todo agradecida con todos los que con su arte hacen de sus calles un lugar más entrañable”. “Tharsys  City es un homenaje de la bodega al trabajo de todos aquellos artistas callejeros que ayudan a darle una identidad a Valencia”, ha añadido Suria.

El vino tinto Tharsys City fue elegido el pasado mes de noviembre “Distinguido Utiel-Requena 2015” en la categoría de tintos por la Asociación Valenciana de Sumilleres tras una cata a ciegas compuesta por un panel de ocho profesionales que evaluaron 74 vinos.

[Img #20352]NOTA DE CATA THARSYS CITY, TINTO: Color rojo rubí, intensidad de color media-alta. En nariz destacan los aromas limpios a frutas maduras confitadas, recordando a ciruelas y moras. El paso por barrica marca las notas especiadas y balsámicas. La entrada en boca es suave, golosa y resulta untuosa debida a la madurez de los taninos. Vino muy equilibrado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR  Venta del Moro expone vinos de calidad en su certamen local

[Img #20351]NOTA DE CATA THARSYS CITY, BLANCO: Color amarillo pajizo pálido, la nariz es compleja con  una buena combinación entre las frutas blancas. Destacan las notas de plátano, albaricoque y  cítricos así como las notas aportadas por la barrica, a frutos secos y ligeramente especiados. En boca resulta meloso, fresco por su equilibrada acidez, de paso largo y final persistente.