Veintisiete años del triple crimen de Macastre y las mismas incógnitas

0
1273

[Img #20109]En este último caso se encuentra el triple crimen cometido en Macastre en 1989. A punto de cumplirse veintisiete años de su desaparición nada se ha conseguido sobre el culpable o culpables de las muertes de Rosario Gayete, Pilar Ruiz y Francisco Valeriano Flores.
Pilar y Francisco Valeriano, una pareja de novios, y su amiga Rosario, salieron  a una excursión en Catadau en Enero de 1989. Cinco días más tarde un pastor de Macastre encontró en una caseta del paraje de la Fuente de Cuerna el cadáver de Rosario, con el pantalón desabrochado. El 27 de enero apareció en la calle Alcácer de Valencia el pie amputado de Pilar; el 6 de abril, un hombre descubrió el cuerpo sin vida de Francisco Valeriano también en Macastre, cerca del de Rosario; y el 26 de mayo, unos niños localizaron en un canal de riego de Turís el resto del cadáver de Pilar con la cara desfigurada. Según la autopsia, la joven estaba aún con vida o acababa de morir cuando le cortaron un pie con una herramienta de hoja de acero dentada.
Pero no todos han olvidado el caso. Un equipo de criminólogos de la Asociación Laxshmi para la Lucha contra el Crimen y la Prevención se ha personado ahora como acusación popular en las diligencias abiertas hace 26 años por un juzgado de Requena.
La Asociación Laxshmi, para la Lucha contra el Crimen y la Prevención, surge a partir del trabajo realizado por el criminólogo canario Félix M. Ríos durante más de diez años, en los cuales se ha dedicado a revisar crímenes y desapariciones sin resolver. Muchas han sido las familias que han acudido  a él buscando soluciones y, sobretodo esperanza, ante el archivo de estos casos o el olvido de la Administración ante su situación. Para este caso han abierto una página en Facebook “Caso Macastre Colabora” para recabar información.
Lo que la Guardia Civil sabe del caso es lo que lograron averiguar en esos meses de 1989.Un puzzle complejo, con pocas piezas que difícilmente casan para dar un esbozo de lo que pudo ocurrir en Macastre.
[Img #20110]Lo poco que se sabe en la investigación relaciona a los jóvenes con el mundo de las drogas y sitúa el comienzo de la historia en el parque de Camales, en Benimamet, a finales de los años ochenta. Un punto de reunión de jóvenes de familias desestructuradas que frecuentan el lugar para consumir estupefacientes. 
Esa fue la primera línea de investigación, que pudieron consumir altas cantidades de benzol, un hidrocarburo de moda en los 80, barato y que se empleaba como disolvente; en pequeñas dosis puede causar alucinaciones y somnolencia. En altas cantidades puede llevar a un paro cardiaco.
El descubrimiento del cuerpo mutilado de Pilar desmonta esta teoría, hace que todo se complique y acaba en un camino sin salida para los investigadores.
En la caseta de Macastre se habían encontrado huellas de cuatro personas, los tres adolescentes y alguien desconocido. Por ahí podrían haber seguido los tiros si la familia de Pilar hubiese reconocido el cadáver. Fueron a verlo, claro está, pero cuando lo tuvieron delante buscaron una cicatriz en una pierna de la chica que no encontraron. “Mi hermana está desaparecida, pero no muerta”, señaló Felisa Ruiz al diario Las Provincias en 1997.
Hoy la única prueba puede venir de la exhumación del cuerpo de Francisco Valeriano, algo para lo que intenta conseguir permiso de la familia la Asociación Laxshmi. Los cuerpos de Pilar y Rosario fueron enterrados en una fosa común y con ellas muchas de las respuestas del triple crimen.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR  Caudete de las Fuentes tendrá césped artificial en su campo de fútbol