El Ayuntamiento de Riba-roja amortiza un préstamo de 2,3 millones del plan de pago a proveedores

0
446

[Img #19843]El préstamo bancario se solicitó al Instituto de Crédito Oficial (ICO) en el año 2013 como pago a los proveedores por un montante total de 3’8 millones de los cuales alrededor de 1’5 millones se amortizaron en abril de este año y, ahora, se liquidan los restantes 2’3 millones de euros. El pago de intereses bancarios se aplazaban durante dos años, de forma que se empezaría a pagar a partir del próximo mes de enero.  

El alcalde de Riba-roja de Túria, Robert Raga, ha afirmado que la decisión plenaria “permitirá un ahorro notable en las cuentas municipales que nos permitirá eximirnos del pago de intereses y con ese ahorro podremos fomentar e incrementar las políticas sociales que llevamos actualmente desde el ayuntamiento hacia las clases y colectivos qu están pasando por mayores problemas y dificultades”.

La liquidación del préstamo del Ayuntamiento de Riba-roja de Túria cumple con el artículo 32 de la ley de estabilidad presupuestaria del Ministerio de Hacienda que establece que un superávit presupuestario se debe encaminar “a reducir el endeudamiento antes que a otras partidas”, de forma que con la amortización de los 2’3 millones se lleva a cabo este precepto legal.   

El pleno municipal de Riba-roja también ha dado luz verde a diversas modificaciones de crédito por valor de 2’9 millones de euros, de los que un total de 185.000 euros corresponden a créditos extraordinarios -creación de nuevas partidas que no estaban consignadas- correspondientes al abono del 26% de la paga extra a los funcionarios de 2012 por valor de 160.000 euros, otros 25.482 euros por el pago de una factura no consignada del programa de actuación integrada (PAI) del Calvari del anterior gobierno local y la adquisición de fondos bibliográficos para la biblioteca municipal. 

Por otra parte, también se han realizado suplementos de crédito para cubrir diversas partidas económicas agotadas del actual presupuesto entre los que cabe destacar la citada amortización del préstamo de 2’3 millones; el pago de gratificaciones a los agentes de la policía local por valor de 80.000 euros correspondientes al pago de horas extra por operativos realizados hasta el 24 de marzo de 2012 y que el anterior gobierno del PP se negaba a pagar y que, ahora, hasta tres sentencias judiciales obligan a saldarlas. De esta forma, el ayuntamiento se ahorra 9.000 euros en costas al evitar recurrir los fallos judiciales. 

Otras partidas suplementadas son las del transporte escolar con 20.000 euros, material didáctico por 10.000 euros, 6.000 euros para la compra de material de la campaña de navidad de fomento del comercio local, compra de otros 2 desfibriladores por 10.000 euros ya que los existentes han desaparecido, otros 17.000 euros para compra de máquinas elípticas, 6.000 euros para actividades juveniles, gastos diversos por 6.000 euros, 3.000 euros más para aplicaciones informáticas, 8.000 euros para reparación de transporte municipal, la compra de una ambulancia por 50.000 euros, la creación de una oficina municipal en l’Oliveral por 6.000 euros y, por último, el pago de sendos cánones de la Confederación Hidrográfica del Xúquer por 55.000 euros cada, 110.000 en total.